28/02/2019
Balonmano

El Cuenca acecha la zona europea tras vencer en Santander con la enésima exhibición de Maciel (21-25)

Los conquenses sumaron en la difícil pista de La Albericia con una gran actuación del argentino y el mejor partido del año para Nolasco

Victoria del Cuenca (Foto de Javier Guijarro)

El Cuenca logró conquistar el difícil feudo de La Albericia y se acerca a los puestos europeos tras vencer (21-25) al Sinfín de Santander en un duelo en el que Maciel rozó la veintena de paradas y el 50% de efectividad. Enémisa exhibición bajo palos del argentino, que estuvo secundado en el apartado ofensivo por un Adrián Nolasco que firmó su mejor partido del curso.

El conjunto conquense comenzó el partido mostrando autoridad en La Albericia, con  Nolasco como sorprendente artillero del encuentro. Los santanderinos tropezaban reiteradamente con la defenda de Lidio Jiménez y los visitantes lograban poner cinco goles de ventaja cuando había transcurrido el primer cuarto de hora de partido (4-9).

En ese momento llegó el apagón de un Cuenca que en todo el primer tiempo solamente pudo batir una vez más a un espectacular Samuel Ibáñez. El equipo conquense demás protagonizó errores graves como pérdidas de balón. A pesar de la oposición de Leo Maciel la ventaja se fue reduciendo y el Sinfín se marchó al descanso por delante en el marcador.
El Sinfín mantuvo el pulso a los de Cuenca durante el inicio del primer tiempo, aunque poco a poco los de Lidio Jiménez empezaron a recuperar sensaciones en ataque al conseguir conectar en el pivote con Martin Doldán. Intercambiaban goles los dos conjuntos pero tuvieron que pasar más de diez minutos hasta que el equipo conquense lograra ponerse de nuevo por delante, tras dos paradas consecutivas de un soberbio Maciel y un tanto de Dutra, que sacó su fusil en este segundo tiempo.
Le sentó bien al Cuenca recuperar la iniciativa y abrió brecha tras completar un parcial de 0-4 que ponía al equipo conquense tres goles por  delante cuando el choque entraba en el último cuarto de hora.
Con el equipo crecido Nolasco y Dutra siguieron engorando sus cifras goleadoras a pesar de los cambios de portero del técnico santanderino, que no tocaba la tecla adecuada. Pero todavía le quedaba a los conquenses por pasar un pequeño bache ofensivo que le daría esperanzas a los cántabros en el tramo final del partido.
Lidio Jiménez pidió tiempo muerto para recuperar el control del encuentro en los minutos decisivos y aprovechó una exclusión de Pla para finiquitar el duelo con un nuevo tanto de Nolasco, que rubricó su gran partido sentenciando a los santanderinos.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus