02/04/2017
Fútbol

El Conquense salva los tres puntos en Carrión in extremis (1-3)

Los blanquinegros hacen los deberes y obligan al Talavera a ganar si no quieren que se les complique la primera posición  

El Conquense se reencontraba este domingo con el horario de las 12, en una mañana soleada más que apta para disfrutar del fútbol en Carrión. El entrenador del Conquense, nominado al Balón de Oro de Castilla-la Mancha, presentaba una alineación más que inusual, dejando a jugadores importantes como Álvaro o Tajamata en el banquillo. Ambos equipos necesitaban los puntos, pero el Conquense fue quien se los llevó a casa. En un partido malo y poco vistoso (otro más de La Balompédica) que se llevaron los visitantes en tres acciones sueltas al final del partido, para remontar el gol inicial de Fuentes. El Carrión mereció más por la puesta en escena de unos y otros, pero, al fin y al cabo, por algo uno está 2º y otro 19º.

Saltaban los equipos al terreno de juego poco antes de las 12 para intentar conseguir cada uno esos objetivos tan opuestos. El partido comenzaba con la misma tónica que habían adquirido los anteriores partidos del Conquense. Pocas ocasiones y poco juego de unos y otros, pero con un Carrión que lo intentaba algo más y se le veía con más mordiente que a la Balompédica. Aun así, la primera ocasión del partido iba a tener color blanquinegro con el joven Alonso como protagonista, quien con un disparo cruzado muy pegado al palo forzó a Candi a hacer una gran parada abajo a la derecha. Minutos después llegaría una de las jugadas más polémicas del partido. David Tercero Campos no pitaba un penalti que parecía claro y es que, el equipo ciudadrealeño ejecutaba un gran centro desde la banda teledirigido para Brahim, pero Alex se quiso imponer e impactó con el delantero del Carrión. Tras detenerse el juego durante varios minutos, el punta melillense tuvo que abandonar el campo lesionado para dar entrada a Nacho.

Seguía sin encontrar su esencia el Conquense, que parece llegar cansado al tramo final de la temporada. Tercer partido consecutivo en el que la imagen de los de Pepe Poyatos deja bastante que desear. Sin ocasiones, sin profundizar, con poco fútbol y proponiendo muy poco. Todo esto lo veía el Carrión que conforme pasaban los minutos se echaban más para adelante y se envalentonaban más. Se vería recompensada la valentía del equipo local cuando Fuentes, que estaba creando muchos problemas a la zaga blanquinegra, conseguía ganarles la espalda tras un envío largo desde la defensa para plantarse solo delante de Alex Ruíz y no fallar. 1-0 terminaría la primera parte, con ese gol de Fuentes y con malas sensaciones para el Conquense, con la dificultad añadida de ese gol psicológico encajado antes del descanso.

Volvían los jugadores al césped del Nuestra Señora de la Encarnación, en este día tan reluciente, pero más oscuro, hasta el momento, para La Balompédica. De una manera similar comenzaría el segundo tiempo, sin fluidez en el juego y con poca participación de los centrocampistas. Tendría una aproximación Adighibe, pero sin suponer mayores problemas para el Carrión. El equipo local controlaba el encuentro y los de Pepe Poyatos se mostraban inofensivos. El entrenador conquense agotaría los cambios para dar entrada Álvaro, Héctor y Tajamata y agotar las balas que le quedaban. A pesar de ello el partido seguía igual y el segundo de la clasificación no encontraba la manera de hacerle daño a los de verde.

Con el 1-0 llegaría el choque a los últimos doce minutos y, a partir de aquí comenzaría el milagro de los capitalinos. Primero iba a poner la igualada Pablo Coscolín, tras imponerse a la defensa del Carrión en el primer palo a la salida de un córner, remató de forma inapelable al fondo de la red. Balón de oxígeno para los de Poyatos, que se venían arriba y comenzaban a creer. Y lo hacían más aun, cuando dos minutos después, Alonso se disfrazaba de Bale para realizar una gran jugada por la banda izquierda, plantarse delante de Candi, y ceder atrás para la llegada de Adrián Sillas quien, a placer, introdujo el balón en la portería local y puso el 1-2 para el Conquense. Se consumaba la remontada de La Balompédica con dos acciones espontáneas, y con una enorme eficacia. Después del tanto de Sillas, apretó el equipo ciudadrealeño pero sin crear ocasiones y en una salida de los blanquinegros, Álvaro iba a poner la guinda al pastel con un recorte en la frontal del área y un zapatazo que se coló por la escuadra de la portería de Candi. Y así llegaron al final del partido, con victoria del segundo de la clasificación por 1-3, tras otro mal partido de los de capitalinos en el que los goles fueron los parches que no deben tapar el mal juego que planteaó el equipo visitante en su visita al Nuestra Señora de la Encarnación.

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies