29/11/2017
Balonmano

El Ciudad Encantada salda deudas pendientes con el Anaitasuna y sigue soñando con la Copa Asobal (29-27)

Los conquenses tuvieron que sobreponerse a múltiples contratiempos, como la expulsión de Mendoza y las decisiones arbitrales, pero se llevaron la victoria con la ayuda del impulso de Maciel y Castro

Ciudad Encantada vs Anaitasuna (fotos de Javier Guijarro)

Para conseguir matar a Bill y consumar su venganza Beatrix Kiddo, La Novia, tuvo que imponerse a un escuadrón de guerreros de élite, salir de su tumba cuando la habían enterrado viva y vencer a una villana tuerta. El camino del Ciudad Encantada para derrotar al Helvetia Anaitasuna por 29-27 fue parecido, quizás hasta más tortuoso, pero al final el conjunto conquense consiguió vengarse del equipo que le arrebató el sueño europeo el año pasado y además logró una vida extra para intentar lograr el reto que tienen por delante de clasificarse, por primera vez en su historia, la Copa Asobal.

Como ya se ha apuntado, el Ciudad Encantada no ganó uno partido sino una carrera de obstáculos. El primero llegó apenas habían transcurrido cinco minutos, cuando uno de los árbitros expulsaba a Mendoza por una acción que interpretó como agresión del pivote conquense sobre el extremo. Muy clara tuvo que ver la acción el colegiado para quitarle a Mendoza el carné de puntos en su primera infracción, ganarse la íntima enemistad de la grada conquense e iniciar con el aficionado conquense  una relación con más odio que el que se profesaron Richard Burton y Elizabeth Taylor en ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?'

Sin embargo, el Ciudad Encantada es un alquimista que convierte los contratiempos en combustible. Thiago Alves se multiplicó en defensa para cubrir los centímetros que quedaban sin protección con la ausencia del capitán y Nolasco también redobló su entrega para minimizar los daños. El 6-0 de Lidio no se tambaleó a pesar de perder su viga maestra y los de Cuenca lograron su primera ventaja importante, de tres goles, al aprovechar la ferocidad en ataque de un Dutra que carga su cañón con la misma velocidad que un cowboy carga su revolver.

Juanto Apezetxea removió con acierto su banquillo en busca de alternativas para frenar a los conquenses. Balenziaga puso más velocidad al ataque navarro y al Ciudad Encantada le empezó a costar también hacer goles. Lidio buscó también alternativas en su banquillo y dio entrada a jugadores reserva como Hugo y Rafa López y Marc Canyigueral. Los cambios no lograron destronar a los nervios y el ruido arbitral como los principales gobernadores de un partido que se fue al descanso con tablas en el marcador (12-12).

A la segunda parte del Ciudad Encantada le pasó como a la serie Los Soprano: tras un inicio poco prometedor terminó convirtiéndose en obra maestra. Nada más comenzar Anaitasuna se puso dos goles arriba con tantos de Filipe, autor de ocho goles de siete metros durante el partido y de Gastón tras un robo de cartera a Xavi Castro, que posteriormente falló un siete metros. El central había pasado desapercibido en el partido y ese último fallo fue el picotazo que despertó su instinto arácnido y le convirtió en superhéroe. Unió sus fuerzas con Leo Maciel, que también había permanecido oculto en las sombras durante el primer tiempo y juntos formaron equipo para salvar el mundo.

De repente el Anaitasuna, púgil con tablas, no sabía por dónde venían los golpes. Leo Maciel detenía los balones a pares con esa pose de portero que parece que no se mueve un centímetro y sin embargo llega a todo, mientras que en la otra portería Xavi Castro desataba el Armagedón, anotando y repartiendo juego en siete minutos de revolución que estremecieron al mundo. Tras un parcial de 6-0 el partido se puso de cara para el Ciudad Encantada, que llegó a tener cinco goles de ventaja en cuanto aparecieron los afilados colmillos de Dutra y Colo Vainstein en el segundo tiempo.

El Anaitasuna inició su contrarrevolución, proponiendo una defensa adelantada para neutralizar a Castro y a Dutra. Apresados los cabecillas conquenses al Ciudad Encantada le comenzó a costar mantener la distancia, presionado por los navarros y por uno de los árbitros, que se empeñó en representar la villana tuerta de Kill Bill de la que se habló al principio de esta crónica. El conjunto de Pamplona empató el partido a falta de nueve minutos con un latigazo de Aguirrezabalaga, cuya profesión es domar bestias indómitas.

Llegó la hora de los valientes y en esta ocasión el Ciudad Encantada no se dejó amedrentar por la categoría de su rival ni por la presión ambiental. Los de Lidio apretaron sus líneas y el 6-0 de Lidio se convirtió en puercoespín para los navarros. Mientras sus compañeros guardaban la fortaleza el extremo Sergio López se convertía en un caza que arrasaba con tres contraataques letales las últimas defensas de un Anaitasuna que falló en la toma de El Sargal como los alemanes fracasaron en Stalingrado.  Los de Cuenca suman un nuevo triunfo que engrosa la colección de cromos de Hazañas Bélicas de esta temporada y mientras desmontan su fusil ya están pensando en las tres batallas que restan.

CONSULTA LA  GALERÍA DE IMÁGENES


Liberbank Ciudad Encantada: 29

Leo Maciel; Perovic (1), Colo Vainstein (2), Dutra (9), Doldán (4), Xavi Castro (4), Sergio López (4)- siete inicial-  Kilian Ramírez (p.s.), Canyigueral (1), Mendoza, Hugo López (2), Thiago Alves (1), Nolasco y Rafa López (1).

Helvetia Anaitasuna: 27

Nordlander; Gastón (3), Filipe Mota (8), Adarraga (1), Carlos Chocarro (1), Oswaldo Maestro (5), Raúl Nantes (1)- siete inicial- Sergey Hernández (p), Antonio Bazan (1), Etxeberría (2), Ceretta (1), Aguirrezabalaga (1), Balenciaga (1) y Ugarte (2).

Árbitros: Merino Mori y Moyano Prieto. Por parte local, descalificaron a David Mendoza (min. 6) y excluyeron a Vainstein (2). Exclusiones para los visitantes Nantes (2), Gastón y Balenciaga.

Marcador cada cinco minutos: 1-3, 5-5, 7-6, 9-7, 10-10, 12-12, descanso, 14-15,18-15, 21-18, 23-21, 25-23 y 29-27.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12 de la liga Loterías Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.200 espectadores. Antes del partido los jugadores se fotografiaron con agentes del orden público que portaban una pancarta pidiendo equiparación salarial de los cuerpos

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus