28/03/2018

El Ciudad Encantada dignifica el título de liga del Barça cayendo tras un partido épico en Cuenca (27-30)

Inmenso partido del Ciudad Encantada, que llegó a ponerse por delante en la segunda mitad y solamente claudicó, por pequeños detalles, en los minutos finales

Ciudad Encantada Barça (Fotos de Javier Guijarro)

Si el Ciudad Encantada hubiera ganado al FC Barcelona hubiera sido injusto para los conquenses recurrir a la comparación con la victoria de David ante Goliat. Para poder equipararles el monarca de Israel tendría que haber ganado con un ligamento cruzado dañado, con un hombro luxado, tras errar algún que otro tiro fácil con la honda y con los jueces de la contienda soplando ligeramente a favor del gigante. Lo del israelita fue un juego de niños comparado con lo que estuvo a punto de hacer un conjunto conquense sin Xavi Castro, sin Sergio López, sin Thiago Alves, a lo que hay que sumar 45 minutos sin Rafa López y otra media hora sin Óscar Río. Hay capítulos de The Walking Dead con menos bajas.

Al final no hubo hazaña bíblica y el Barça ganó 27-30 en El Sargal para levantar nuevo título de liga, dignificado por un Ciudad Encantada inmenso, empeñado en que este Miércoles Santo fuera también Santo Miércoles. Todo el mundo pensaba que al Barcelona le esperaba un alfombra roja y en realidad lo que tuvieron que cruzar para  proclamarse campeones fue un campo de minas.

El equipo conquense cubrió las ausencias con un público que respondió y llenó el pabellón a pesar de la coincidencia del partido con la procesión. El resto lo pusieron el puñado de jugadores sanos que le quedaban sobre la pista a Lidio Jiménez, heroicos guerrilleros que minimizaron el ataque posicional de los catalanes mientras Dutra percutía como un pinball en las redes de Ristovski primero y de Gonzalo Pérez de Vargas después. Doce goles hizo el brasileño, plantando cara a dos porteros que terminaron el partido con porcentajes por encima del 40%. Si el Ciudad Encantada hubiera tenido otro dinamitero el alirón blaugrana hubiera tenido que esperar una semana.

El Barcelona descubrió desde los primeros minutos que Dutra tenía más peligro que un gremlin en un chiringuito de playa. A pesar de todo los de Pascual ganaron terreno gracias a que Ristovski le ganaba varias partidas a Doldán y a la osadía del joven extremo Aleix, pero el Ciudad Encantada le hizo retroceder con varias  paradas de Kilian y la entrada de Óscar Río tras lesión de Rafa. El central fichado de urgencia para suplir a Xavi Castro justificó su llegada con un tutorial de balonmano de 20 minutos, acertando siempre en el pase al compañero mejor posicionado para anotar y poniendo también a prueba su brazo. El conjunto conquense evitó la escapada de un Barcelona que si se fue por delante al descanso fue por la fugaz aparición del extrañamente marginado Jallouz (14-16).

Apenas empezó la segunda mitad también se resintió Óscar Río, pero esta tarde noche  el Ciudad Encantada estaba lleno de valientes dispuestos a dar un paso adelante. Cogió los mandos de la nave Nolasco para apuntalar con una gran dirección de juego la tremenda exhibición que ya estaba construyendo en defensa. El ilicitano se convirtió en el mejor socio de Dutra, maestro costurero que se hartó a hacer trajes a la medida de Viran Morros, a Borges y Sorhaindo. Cuando Colo puso por delante al Ciudad Encantada, con un cuarto de hora por delante, la vena en el cuello de Xavi Pascual estaba hinchada como un pavo.

Tuvieron los azulgrana el clásico empujoncillo arbitral, discreto pero perceptible, para devolver al líder la iniciativa en el marcador, pero le costó al Barcelona encontrar entre su amplio arsenal un arma eficaz contra los conquenses. Ante la ineficacia de la fuerza bruta de los Mem, N'Guesssan y compañia ganó la astucia de Raúl Entrerríos, que protagonizó un robo salvador que permitió a los visitantes distanciarse en pleno intercambio de golpes. No tuvo las mismas tablas Vuk Perovic para rematar un contraataque que hubiera igualado permitido nuevamente acercarse a los conquenses.

Todavía dio un último susto Dutra al pobre Xavi Pascual pero la expulsión de Mendoza tras llevarse por delante a Palmarsson terminó obligando a los conquenses a claudicar ante el ya Campeón de la liga Loterías Asobal, título honrado por un Ciudad Encantada que se comportó como si estuviera jugando una final.

HABRÁ FICHA TÉCNICA

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus