23/09/2017

El Ciudad Encantada de Lidio barre al Benidorm de Zupo con una defensa de diez y un enorme Maciel (24-18)

Partidazo defensivo de los conquenses, que no dieron opción a los alicantinos. Brillante Xavi Castro en la dirección de juego y letales Thiago y Sergio López en el apartado ofensivo

Ciudad Encantada vs Benidorm

Segunda victoria y tercera exhibición de la temporada del Liberbank Ciudad Encantada en lo  que va de curso, en esta ocasión sometiendo sobre la pista a un Balonmano Benidorm que cayó por un 24-18 que se queda corto para la diferencia que hubo entre los dos equipos, especialmente en la segunda mitad. Zupo Equisoain, maestro tejedor de telarañas, quedó atrapado en la prisión de brazos y resina diseñada por Lidio Jiménez, que celebró sus cien partidos como capitán del barco conquense ganando al navarro en la partida paralela de ajedrez que se jugaba en los banquillos.

El encuentro confirma que El Sargal ha dejado de ser una vulgar cancha difícil para sus rivales. Ahora el pabellón Alcatraz, las aguas del Júcar la Bahía de San Francisco y Thiago Alves y Mendoza los implacables vigilantes encargados de sofocar cualquier intento de motín de los reos. El brasileño y el conquense lideraron un entramado defensivo terriblemente autoritario que además estuvo coronado por una actuación descomunal bajo palos de Maciel. Leo era para los alicantinos el ‘Final Boss' de los videojuegos de las máquinas arcade, el monstruo gigantesco al que enfrentas cuando ya tienes la muñeca y los pulgares destrozados de tanto usar los botones y el mando. El argentino salió victorioso en casi todas las partidas y acabó poniendo en pie al público con su escandaloso 51% de efectividad.

El Ciudad Encantada fue superior durante todo el encuentro pero encontró más resistencia de los visitantes en la primera mitad. Los conquenses no escatimaron intensidad ni en los primeros compases del partido. Thiago Alves enseñó desde el primer momento esa doble credencial que le convierten en uno de los jugadores más completos de la liga: antidisturbio en defensa, lanzador de cuchillos en ataque. El brasileño robaba, marcaba y asistía a sus compañeros, especialmente a un Sergio López que es el Tamariz de las rosquitas Y cada vez que llega al área enseña al portero un nuevo truco de magia.

En el Benidorm, apenas Paván y Carlos Grau conseguían achicar agua ante la tempestad de un Ciudad Encantada en el  que además, con el paso de los minutos, crecía la importancia de Xavi Castro. Cuando nació a los padres del central no les dijeron "ha sido niño" sino "ha sido central de balonmano". El canterano del Barça maneja al equipo a su antojo y está aportando la velocidad que a los conquenses les faltaba para hacer su ataque más temible. Acaba de llegar y ya ha demostrado que es un alumno aplicado que sale a sobresaliente por partido.

Hasta cuatro goles de ventaja llegó a tener el Ciudad Encantada en este primer tiempo y Makaria evitó con varias paradas importantes que la herida fuera mayor. Además los alicantinos aprovecharon las rotaciones de Lidio Jiménez para mejorar sus prestaciones defensivas y recortar la distancia, agarrándose al espíritu combativo de Emilio Esteban y los cañonazos de los variados exteriores cubanos de Zupo. El movimiento del banquillo conquense permitió el testimonial debut de Leo Dutra. Al descanso se llegó con 11-10 pero la sensación era que el Ciudad Encantada tenía controlada la situación.

Los de Lidio Jiménez salieron del vestuario todavía más enchufados.  El 6-0 defensivo duplicó su voracidad y pasó de noble grupo de soldados a temible horda dothraki. El pánico cundió en las filas del Benidorm, que no sabía cómo plantar cara a esos guerreros ávidos de sangre y gloria. En la otra portería la ofensiva del Ciudad Encantada era también avasalladora. Xavi Castro era el bardo que ponía letra y música a la heroica batalla  mientras Sergio López y Thiago Alves se encargaban de reducir a cenizas al enemigo, el primero con puñaladas desde el extremo y el segundo con disparos de  fuego valyrio.

La distancia del Ciudad Encantada comenzó a crecer y Zupo movía piezas pero no encontraba la forma de evitar que su equipo se desangrara. Sus últimas opciones se desvanecieron cuando Leo Maciel decidió que iba a cerrar su puerta y tragarse la llave para que no pasara nadie. Los extremos Emilio Esteban y Jesús Morales fueron los principales damnificados por la exhibición de reflejos y nervios de acero del argentino, todopoderoso Doctor Manhattan.

Hasta nueve goles llegó a tener de ventaja el Ciudad Encantada y El Sargal era un coliseo que pedía más sangre. Sin embargo, a falta de diez minutos el partido ya estaba más que sentenciado y la relajación fue inevitable. Tampoco había necesidad de humillar a un equipo en el que militan tantos viejos amigos y hay que dosificar los momentos de gloria, porque todavía tienen que pasar muchos oponentes, algunos temibles, por el coliseo de la ribera del Júcar.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Liberbank Ciudad Encantada: 24

Leo Maciel (16 paradas, 51% de efectividad); Colo Vainstein (2), Doldán (2), Mendoza, Thiago Alves (7), Sergio López (6), Perovic (2)- siete inicial- Kilian Ramírez (p.s.), Canyigueral (2), Hugo López, Nolasco, Rafa López, Xavi Castro (4), Dutra, Limonero y Anselmo Cano.

Balonmano Benidorm: 18

Makaria (12 paradas, 33%), Marchán (1), Simonet, Emilio Esteban (3), Carlos Grau (3), Jesús Morales (1), Paván (3)- siete inicial- Mijuskovic (p.s.), Rivero (1), Robles (2),  Torrico (3), Eloy González, Esteban Salinas, Calderón (1), Corzo e Iván Rodríguez.

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 5-3, 6-4, 8-4, 9-7, 11-10 (descanso), 15-11, 17-12, 19-14, 22-14, 22-17, 24-18

Árbitros: Raluy y Sabroso. Exclusiones para los locales Vainstein, Hugo López y Perovic y para los visitantes Rivero, Grau y Calderón

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la liga Loterías Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.100 espectadores, entre ellos un grupo de aficionados del Benidorm. El presidente del Ciudad Encantada, Isidoro Gómez Cavero, entregó la insignia del club a Lidio Jiménez por cumplir cien partidos como entrenador del equipo.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus