10/02/2018
Balonmano

El Ademar consigue que el Ciudad Encantada bese por primera vez este curso la lona de El Sargal (21-24)

Los conquenses, liderados por Mendoza y un deslumbrante Colo Vainstein, defendieron bien pero estuvieron demasiado imprecisos en ataque

Liberbank Ciudad Encantada vs Ademar

El Ciudad Encantada mordió por primera vez la lona del Sargal esta temporada tras ser derrotado a los puntos por el Ademar de León en un apasionante combate a orillas del Júcar (21-24). Aunque mucha gente no se percate, el balonmano es también un deporte de precisión y ese factor decantó la balanza para los leoneses, porque los lanzamientos de Dutra, Thiago y Colo que cualquier otro día acababan siempre en la red esta vez se topaban con la madera o las yemas de los dedos de Cupara.

Tampoco ayudó mucho al resultado final la ineficacia de los conquenses en los lanzamientos de siete metros. Cualquier condenado hubiera firmado tener este sábado a un jugador conquense apuntándole en el pelotón de fusilamiento, porque apenas anotaron tres de los siete lanzamientos que dispusieron de penalti. Demasiadas concesiones para un Ademar duro como el diamante, que hizo una defensa inconmensurable de su fuerte y no se dejó amedrentar por los cánticos de guerra de los apaches que abarrotaron la grada del pabellón conquense.

Desde el comienzo del partido el Ciudad Encantada mandó al equipo de Rafa Guijosa el mensaje de que tendrían que sudar resina para llevarse los puntos de Cuenca. En apenas unos minutos los de Lidio ya estaban aplicando esa defensa de paredes que se estrechan y consumen el oxígeno del rival. Los atacantes leoneses eran pececillos que quedaban atrapados en las mallas de pesca de arrastre de David Mendoza y Colo Vainstein. Thiago se ocupaba de amortizar este derroche defensivo en la portería de Nacho Biosca y a los diez minutos Guijosa tuvo que gastar su primer tiempo muerto porque los de Cuenca amenazaban con una temprana fuga.

El técnico del Ademar calibró su defensa para equipararla a la del Liberbank, poniendo especial vigilancia a un Xavi Castro que se tendrá que acostumbrar a jugar con sombra. Los conquenses empezaron a desperdiciar siete metros y los visitantes le daban la vuelta al marcador a base de contragolpes de Mario López y Gonzalo Pérez, jóvenes pero letales panteras. El Ademar lograba irse al descanso con un gol de ventaja (11-12).

La segunda mitad fue un pulso entre dos fornidos marineros con el codo atornillado a la mesa. El Ademar intentaba marcharse pero no encontraba la manera de zafarse del omnipresente Colo Vainstein, aduana más difícil de atravesar que la de Korea del Norte. Sin embargo, tampoco conseguía volcar el partido a su favor el Ciudad Encantada, fundamentalmente porque el dinamitero Dutra tenía la pólvora mojada. Una pena que en un día de Carnaval precisamente fuera samba lo que le faltara a los de Cuenca.

En el último cuarto de hora un Xavi Castro más liberado intentó isuflar aires de insurrección en las filas del Ciudad Encantada, pero más allá del Colo no encontró demasiados apoyos entusiastas en sus filas. Los conquenses perdieron demasiadas ocasiones de empatar pero aparecieron las ya citadas imprecisiones: un mal pase de Marc, contraataques desperdiciados inexplicablemente por Vuk Perovic y Hugo López, lanzamientos a la madera del frustrado Dutra... Demasiada indulgencia con un rival mucho menos misericordioso que en los últimos cinco minutos terminaría torciendo el brazo de los de Cuenca, a los que ya casi se les había olvidado lo fría que se siente la tarima del Sargal cuando la tocas con la mejilla.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Habrá ampliación con ficha técnica
 

Liberbank Ciudad Encantada: 21

Leo Maciel; Colo Vainstein (1), Doldán (1), Hugo López, Thiago Alves (6), Xavi Castro (5), Perovic (2) -siete inicial- Kilian (p.s.) Dutra (2), Canyigueral, Mendoza, Nolasco (2), Rafa López (2) y LImonero

Abanca Ademar León: 24:

Nacho Biosca; Mario López (4), Juanín García (3), Carou, Juanjo Fernández (3), Costoya (1) y David Fernández (2) -siete inicial-, Cupara (p), Fede Veyra (1), Sebas Simonet (3), Rodrigo Pérez Arce (1), Piñeiro, Jaime Fernández (3), Acacio Márquez (1), Gonzalo Pérez Arce (2) y Pesic.

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-3, 8-7, 8-9, 10-10, 11-12, descanso, 13-14, 16-17, 16-17, 18-20, 20-22 y 21-24.

Árbitros: Rodríguez Estévez y Rosendo López. Excluyeron a los locales Mendoza y Thiago y al visitante Carou (2).

Incidencias: Partido de la 17ª jornada de la Liga Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal de Cuenca ante 1.300 espectadores, probablemente ha sido la mejor entrada de la temporada.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus