17/09/2017

Efectivos del Parque de Motilla expresaron su temor por los actos del bombero Jose y pidieron protección

En un escrito refrendado en marzo de 2016 por casi todos los efectivos del Parque advirtieron al Consorcio de "enfrentamientos y discusiones" y afirman haber temido por su integridad física. En 2006 en otro documento sus compañeros avisaron de  "repetidas amenazas"

Todos los bomberos activos en aquel momento en el Parque de Motilla del Palancar, excepto tres, firmaron un escrito registrado el 22 de abril de 2016 en el que expresaban al entonces presidente del Consorcio Provincial Cuenca 112, Benjamín Prieto, su "absoluto temor y preocupación por los hechos que en un futuro pudieran ser protagonizados" por el bombero J.A.M.M. Son las iniciales del bautizado como "el bombero Jose", el efectivo que posteriormente fue despedido de la Diputación tras un expediente disciplinario instruido por el director de Recursos Humanos, Mariano Arribas, por dos faltas graves.

El documento esta fechado tres semanas después de la discusión que habían mantenido en el centro de trabajo el bombero Jose con un subordinado, R.F.G., y rubricado por más de una veintena de firmas. Los compañeros señalan que les consta que el primero "fingió una supuesta agresión" y remiten a un compañero como testigo de la simulación. El asunto llegaría a los tribunales tras una denuncia de J.A.M.M. y un juzgado de Motilla sentenció en febrero de 2017 que no se había probado agresión alguna, que el relato del denunciante "no ofrecía credibilidad" y que los testimonios que hablaban de que se tiró al suelo inventándose una agresión eran "coherentes, contundentes y totalmente verosímiles".

En el escrito de los trabajadores del parque motillano, éstos afirman que no era "la primera vez" que el bombero Jose había protagonizado "escenas de enfrentamientos y discusiones con la plantilla, tanto en el ámbito operativo como en lo referente a la convivencia y trato de la misma".

Para apoyar esta afirmación adjuntan un documento de marzo de 2006 en el que la generalidad de la plantilla repasa los problemas que ha tenido con este empleado y afirma "haber temido por su integridad física en el desempeño de sus funciones".

En el texto, al que ha tenido acceso este periódico, los bomberos que comparten labor cotidiana  con J.A.M.M. en el Parque de Motilla piden una evaluación psicológica o psiquiátrica "debido a su comportamiento". Advierten en ese sentido literalmente "que no posee la capacidad de trabajo en equipo, herramienta tan necesaria para el desempeño de esta profesión y sin la cual no solo el servicio se ve mermado, sino que se llega aponer en peligro la integridad física del personal".

Añaden que "los enfrentamientos con él son constantes, tanto con los bomberos como con cabos y distintos jefes de parque que ha habido en Motilla del Palancar". Agregan que tras diez meses de baja "en donde sus apariciones en el parque han sido solo para realizar fotocopias y enviar sus bajas, con una nula comunicación con el jefe de turno. Entra, hace sus cosas con el equipo del servicio y se va sin ninguna palabra, así durante diez meses".

También se menciona en este escrito dirigido a la dirección del Consorcio Cuenca 112 que el personal "tiene miedo a sus posibles represalias y desvaríos" y consideran que "sus repetidas amenazas intuyen un peligro latente".

Por ello esperan que por parte del consorcio "se adopten las medidas necesarias para corregir este tema y no tengamos que lamentar mayores desgracias".

Aquella comunicación no causó ningún efecto, según los firmantes, no se adoptó ninguna medida "ni se le investigó respecto a los hechos". Una situación que les deja "en una posición de indefensión e inseguridad".

Es por ello insisten en 2016 tras el episodio de la discusión. Piden que "dada la gravedad de os hechos se adopten las medidas pertinentes para la consecución de un buen funcionamiento del servicio y se garantice igualmente la protección de toda la plantilla del centro de Motilla". También expresan su preocupación de que "la falta de profesionalidad" del bombero Jose "pueda afectar a la integridad de los ciudadanos que requieren nuestro servicio".

Desde la Asociación Provincial de Bomberos de Cuenca y UGT se está desarrollando una campaña de firmas, #AsíNoBenjamín, para pedir la readmision del bombero Jose en la que se vincula su despido tras un expediente disciplinario a la denuncia que esta organización presentó por prevaricación administrativa contra el presidente de la Diputación en el acuerdo marco de personal funcionario del extinto Consorcio Cuenca 112.  Los representantes de la Diputación han resaltado en varias ocasiones que esta denuncia se produjo un año después de que se iniciase el expediente contra el bombero Jose y han presentado una querella contra los autores del vídeo de la campaña.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus