26/02/2018

Ecologistas vincula la presencia de mejillón cebra en el embalse de Alarcón a la introducción del siluro

La organización reclama intensificar con todos los medios disponibles el plan de choque para evitar la propagación del mejillón cebra en las cuencas del Júcar, Segura y litorales del este de Andalucía

Mejillón cebra

Ecologistas en Acción vincula la aparición en 2017 del mejillón cebra en el embalse de Alarcón a la detección por primera vez en este enclave de la presencia del siluro, un pez declarado especie exótica invasora en el catálogo nacional y que, por su gran tamaño, concita el interés de determinados pescadores.

"Todo apunta a que el traslado de ejemplares de siluro y su pesca desde embarcaciones ha sido el vector de la introducción del mejillón cebra en el embalse conquense. Las larvas del mejillón pueden transportarse fácil e inadvertidamente en el agua de los tanques que portan los siluros o adheridas o en el agua de lastre de embarcaciones, así como en las artes de pesca empleadas para la captura de la especie", explica la organización.

Ecologistas reclama al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha medidas urgentes para frenar las introducciones de peces exóticos con fines de pesca deportiva y a extremar las medidas para evitar que el mejillón se expanda al resto del Júcar y por el trasvase Tajo-Segura. Además, considera que "es necesario frenar la reforma de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad en trámite en el Congreso de los Diputados y que favorece el mantenimiento de especies exóticas invasoras para pesca y la caza.

"La confirmación de la presencia de mejillón cebra en el embalse de Alarcón es de una extrema gravedad, no solo por el impacto ambiental y socioeconómico que puede implicar esta especie sino también por las circunstancias en las que, según los informes técnicos disponibles, se ha dado lugar a esta situación, insiste la formación verde.

El impacto que provoca la presencia del mejillón cebra y del siluro es, a su juicio muy alto. "A nivel ambiental alteran el ecosistema desplazando a las especies autóctonas, compitiendo por el alimento disponible en el medio acuático. En el caso del siluro, un depredador de gran tamaño, el daño es mayor ya que se alimenta vorazmente de todo tipo de animales acuáticos, peces e incluso de aves y mamíferos".

Pero señalan que todavía más grave es el impacto socioeconómico que generan ambas especies, especialmente el mejillón cebra. "Esta especie de bivalvo prolifera masivamente generando colonias que se adhieren a todo tipo de sustratos duros, entre ellos conducciones, canales y compuertas, llegando a bloquear las mismas. Además, como las larvas son de minúsculo tamaño pueden llegar a muchos sitios, transportadas no solo a través del agua corriente sino en cualquier recipiente o calzado que vaya húmedo".

En el caso concreto de la aparición de mejillón cebra en el embalse de Alarcón se da la circunstancia de que esta infraestructura "no solo retiene y da salida al agua del Júcar, sino que además es lugar de interconexión del trasvase Tajo-Segura, por lo que sus aguas llegan a la cuenca del Segura y a las del litoral este de Andalucía".

Ecologistas en Acción reclama investigar a fondo para conocer las circunstancias en las que se han producido las introducciones de siluro y de mejillón cebra en el embalse de Alarcón e intensificar con todos los medios disponibles el plan de choque para evitar la propagación del mejillón cebra en las cuencas del Júcar, Segura y litorales del este de Andalucía.  

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus