10/06/2018

Dos vaquillas fueron retiradas con problemas físicos en la última jornada del Congreso del Toro de Cuerda

Uno de los animales se rompió una pata y tuvo que ser retirado en carretilla mientras que el último terminó sufrió un colapso y también tuvo que ser retirado. Conquenses y visitantes abarrotaron la Plaza Mayor de Cuenca

Vaquillas toro de Cuerda

La suelta de vaquillas con la que se ha cerrado el XV Congreso del Toro de Cuerda ha resultado accidentado ya que dos de los cuatro animales, los de la ganadería de Cuenca, no han podido completar su recorrido. La tercera vaca de la mañana se ha roto una pata y ha tenido que ser retirada en carretilla mientras que la última ha sufrido un colapso y ha tenido que ser llevada a los corrales con la intervención de los maromeros y varios corredores, después de protagonizar algunas caídas y de tumbarse en varias ocasiones, para el disgusto de los maromeros conquenses que no han podido lucirse en su terreno ante las delegaciones participantes.

Ha ido de más a menos la exhibición, que se ha desarrollado en una Plaza Mayor absolutamente abarrotada y donde ha brillado el sol para despedir a un Congreso  que hasta este domingo se había visto muy castigado por la lluvia.

Las dos primeras vacas sí que permitieron el lucimiento de los corredores y de los maromeros. Estas exhibiciones corrieron a cargo de Carcabuey (Andalucía) y de Palazuelo de Vedija (Castilla y León).

Los problemas comenzaron con la tercera vaquilla, que se quedó inmovil un par de ocasiones, primero en Zapaterías y luego durante varios minutos en Alfonso VIII. Tras un último intento el animal quedó tirado en los arcos del Ayuntamiento y tuvo que ser retirada en carretilla. Los corredores intentaban esconder este momento de los focos tapándola con brazos y pañuelos y algunos increparon a los medios de comunicación que captaron este momento con sus objetivos.

La última vaquilla tampoco salió como esperaban los aficionados taurinos conquenses. Tras unas pocas carreras dejó de reaccionar ante los corredores que la citaban y terminó por no moverse. Los participantes la llevaron casi en volandas pero no fue necesario utilizar la carretilla.

Aquello no afectó al ambiente festivo que se vivía en el Plaza Mayor, donde antes de la entrega de reconocimientos se soltó al toro de fuego y los más pequeños corrieron delante de los carretones infantiles.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus