19/11/2019
Alcarria

Detenida en Barajas de Melo una pareja que integraba un grupo criminal itinerante especialista en robos

Accedían a las casas tras forzar las ventanas del primer piso y sustraían joyas, dinero y pequeños aparatos electrónicos. En cinco días que actuaron en Asturias cometieron nueve asaltos en chalets de Oviedo y Gijón

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, dos hombres y una mujer, miembros de un grupo criminal itinerante especialista en  el robo de viviendas. Accedían a las casas tras forzar las ventanas del primer piso y del interior sustraían joyas, dinero, ropa de marcas registradas, complementos de firmas y pequeños aparatos electrónicos. En cinco días que actuaron en Asturias cometieron nueve asaltos en chalets de Oviedo y Gijón sin que sus moradores se encontrasen en su interior. Fueron sorprendidos in fraganti y uno de ellos pudo ser detenido después de tener un accidente de tráfico con el vehículo en el que intentaban huir.

La investigación policial se inició en la última semana del mes de marzo al detectarse un repunte en la comisión de robos con fuerza en viviendas de la zona rural de la parte Este de Gijón. Los autores forzaban las ventanas del primer piso, por lo general más accesibles, sin medidas de seguridad y accedían al interior en busca de dinero, joyas, complementos de firmas registradas y pequeños aparatos electrónicos. Actuaban al anochecer, tras comprobar que las casas estaban sin moradores y  tras recabar su botín- utilizando radiales para abrir las cajas fuertes si fuera necesario- abandonaban el lugar de actuación como un vecino más, para evitar llamar la atención.

En respuesta a este incremento de la acción delictiva en Gijón se puso en marcha un dispositivo policial con el fin de detectar la presencia de los autores y responder de forma rápida y eficaz, en aras a lograr su detención. Durante la noche del 26 de marzo los agentes afectos a este operativo detectaron la presencia de un vehículo que huía  a toda velocidad de un chalet en el que se había activado el dispositivo de alarma por intrusión. Tras una persecución policial por los caminos de la zona rural,  el coche se dirigió al centro de la ciudad en una frenética huida que finalizó tras chocar contra la fachada de una casa de la calle Rocafort de Gijón.

Los ocupantes echaron a correr en distintas direcciones valiéndose de la oscuridad de la noche y en ese momento sólo pudo ser interceptado el conductor que se resistió activamente a la detención. En la inspección del automóvil se hallaron numerosas herramientas empleadas en la perpetración de los robos-mazas, barras de uñas, radiales, destornilladores, y también varias bolsas con gran cantidad de joyas y 2.400 euros.

En el trascurso de la investigación se pudo averiguar que el detenido, albanés de 27 años de edad, era miembro de un grupo criminal itinerante integrado por personas del este de Europa especialistas en el robo de viviendas. Se logró determinar que esta banda criminal  tenía su base de operaciones en el centro del país y sus integrantes habían viajado a Asturias días antes para cometer los asaltos. Los agentes consiguieron descubrir que durante los días que actuaron en el Principado se habían hospedado en un alojamiento rural de Posada de LLanes, discreto y apartado en el que se ocultaban tras perpetrar los robos en Gijón y Oviedo.

Apariencia de familia normal para no levantar sospechas

Los trabajos policiales encaminados a identificar a las personas que habían huido revelaron que se trataba un matrimonio con dos niños, que bajo su apariencia de familia normal, se dedicaban a la parte logística del grupo, es decir, se encargaban de procurar los alojamientos en sus desplazamientos , daban cobertura en la ejecución de las acciones delictivas y almacenaban los objetos sustraídos para introducirlos meses después en los canales lícitos de comercio, tanto en la venta on line como en el mercado de venta de segunda mano consiguiendo con ello un beneficio económico que se repartía entre los distintos componentes de este entramado.

Una vez constatada la participación de esta pareja que residía en Barajas de Melo, se puso en marcha un operativo policial para su detención. En el registro de su vivienda se hallaron numerosas joyas de oro y piedras preciosas, 27 relojes, complementos de firmas reconocidas, un selector de diamantes, 2.000 euros y otros efectos de valor. Los arrestados, un hombre de 37 años y una mujer de 30 de nacionalidad rumana pasaron a disposición judicial de un Juzgado de Instrucción de Tarancón.

A los tres detenidos se les considera autores del robo en nueve viviendas unifamiliares cometidas en Asturias durante el mes de marzo, ocho en Gijón y una en Oviedo. La investigación sigue abierta para analizar los efectos que les han sido incautados e indagar sobre el origen de los mismos, ya que los agentes sospechan que pudieran provenir de acciones ilícitas cometidas en otras demarcaciones.

La investigación ha sido dirigida por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada de Policía Judicial de  Comisaría de Gijón, que contó con la colaboración operativa del Grupo I de La Brigada Provincial de Policía Judicial de Cuenca.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus