22/02/2017

Derrota de un Ciudad Encantada que murió de pie tras resistirse hasta el final al Barcelona (23-27)

Con una asombroso Kilian Ramírez y una defensa extraordinaria, los de Lidio Jiménez aguandaron al líder hasta el final y llegaron a amenazar con la machada

liberbank ciudad encantada vs fc Barcelona (fotos de Javier Guijarro)

A finales del siglo  XIX la comunidad de Canudos, en el estado de Bahía, puso en jaque al Gobierno brasileño. Allí se formó un movimiento popular, con un importante componente fanatismo religioso, que terminaría convirtiéndose en la máxima preocupación de una república que temía que fuese el germen de un levantamiento monárquico. Al principio enviaron a sofocar la revuelta una pequeña expedición con fuerzas locales, cuyos soldados terminaron con las cabezas insertadas en picas alrededor de la aldea. Después el Gobierno envió a las fuerzas del Estado de Bahía, cuyos militares también fueron masacrados por la pequeña comunidad de beatos. Al final fueron necesarias cuatro expediciones y un ejército de más de 6.000 hombres para masacrar a los insurrectos. Los jugadores del Ciudad Encantada, tan idealistas como el pueblo de Canudos, han estado semanas sobreviviendo a las incursiones enemigas y hasta que el Enola Gay no ha sobrevolado la cubierta de El Sargal los de Lidio Jiménez no han caído. Ha tenido que ser el primo de Zumosol, el FC Barcelona de los cuatro años sin perder en liga, el que haya frenado la insurrección balonmanera a orillas del Júcar (23-27).

Pocos equipos de Asobal han hecho sudar tanto a un  Barcelona que se había acostumbrado demasiado a que su visita a Cuenca fuera un paseo en barca. Se encontró en elpabellón a más de mil personas convencidas de que era la noche del milagro y un grupo liderado por un portero mesiánico que, como el Antonio Conselheiro que guiaba a los de Canudos, se sentía tocado por la divinidad. El canario Kilian Ramírez comandó la insurrección del Ciudad Encantada y su gente respondió con una defensa implacable, difícil de penetrar incluso para el ejército más poderoso de España.

En contra del guion habitual de los duelos ante los azulgrana, el partido llegó vivo incluso a los últimos diez minutos y eso a pesar de que nada más comenzar el encuentro el Ciudad Encantada perdía a  Doldan, pieza clave del engranaje ofensivo de los de Lidio Jiménez. La ausencia del pivote argentino no descentró a los conquenses, que se divirtieron aguantando el pulso al líder y le dieron la noche a un Ristovski que se llevó de recuerdo de Cuenca un saco cargado de rosquitas, vaselinas y otras florituras con el autógrafo de Colo Vainstein, Canyigueral y Sergio López. El Barcelona mandaba en el marcador y se sentía seguro cuando el cielo de El Sargal se iluminaba con los cañonazos de Mem, pero se encontraba demasiado a menudo con Kilian y no conseguía usar su arma favorita, el contraataque. También le costaba a Xavi Pascual encontrar la fórmula para frenar a Colo Vainstein, héroe de película al que no le da en miedo entrar en un edificio en llamas para rescatar a alguien. Los conquenses se fueron tres goles abajo al descanso y solamente les faltó algo de fortuna para tener un resultado mejor (11-14).

El Barcelona confiaba en que el cansancio hiciera, más tarde o más temprano, mella en los de Lidio. Con lo que no contaban es con que Kilian borrara del partido a un desesperado Lazarov, que probó a batirle sin fortuna por arriba, por abajo. El canario sobrevivía a todos los disparos como Boris, el ruso esquivabalas de ‘Snatch, Cerdos y Diamantes'. El nerviosismo comenzó a afectar a los jugadores del Barça, que tuvieron que recurrir a una argucia del reglamento que impidió a Colo y Mendoza jugar durante tres ataques tras haber sido atendido por los servicios médicos. Lo reclamó airadamente Víctor Tomás, como si le estuvieran haciendo trampas al Risk y los árbitros aplicaron la norma para que no se llevara el juego de la mesa. La respuesta del Ciudad Encantada fue ejemplar: gol de Sergio López por debajo de las piernas de Ristovsi y robo de Vidal culminado con un contraataque de Thiago para poner el partido empate a 20 minutos del final.

Llegados a este punto el FC Barcelona se dio cuenta de que tenía que pulsar el botón nuclear para no perder la contienda y encontró la salvación en el brazo de Andersson, tan elegante como demoledor. Tres veces peinó el primera línea danés la escuadra de Kilian, capaz de parar todo menos meteoritos.

El Ciudad Encantada seguía creyendo en la misión imposible cuando el partido llegó a los últimos diez minutos, ya que los de Pascual no lograban irse de más de tres goles. La última embestida corrió a cargo de Thiago Alves, que en una primera acción desmontó a Sorhaindo y en una segunda voló para capturar un ‘fly' que ponía a dos goles al Ciudad Encantada. Rugía El Sargal para intimidar al Barça, pero los catalanes tienen tantos recursos que siempre encuentran una tabla de salvación. En esta ocasión apareció Gonzalo Pérez de Vargas, que sacó un buen lanzamiento abajo de Nico López Rey que hubiera puesto a un gol a los conquenses. Otro internacional español, Víctor Tomás, obligó a los de Lidio Jiménez a aceptar su rendición y permitió que el juvenil Eduardo de León debutara en Asobal. Al final el Ciudad Encantada cayó pero antes de hacerlo puso en pie al Sargal y a los espectadores que siguieron el partido por televisión.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES (FOTOGRAFÍAS DE JAVIER GUIJARRO)

LIBERBANK CIUDAD ENCANTADA: 23

Kilian Ramírez (portero, 30%); Colo Vainstein (7), Mendoza (1), Thiago Alves (5), Agustín Vidal, Sergio López (5), Perovic (2) –equipo inicial–; Leo Vial, Carlos Casas, Canyigueral (1), Doldan, Hugo López, Nolasco (1), Nico López Rey y Edu de León.

FC BARCELONA LASSA: 27

Ristovski, Andersson (4), Valero Rivera (4), N'Guessan (2), Dika Mem (4), Saubich (1), Noddesbo (1) –equipo inicial–; Gonzalo Pérez de Vargas, Víctor Tomàs (2), Raúl Entrerríos (2), Jallouz (1), Sorhaindo, Aitor Ariño (4), Syprzak (1), Viran Morros y Lazarov (1).

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Exclusiones para los locales Thiago y Nolasco y para los visitantes Mem y N'Guessan.

Marcador: 2-2, 5-5, 7-8, 8-10, 10-12, 11-4 (descanso); 13-15, 15-16, 17-19, 19-21, 22-25 y 23-27 (final).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 19 de la Liga Loterías Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.200 espectadores.

Galería

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies