16/05/2019

David Mendoza anuncia su retirada del balonmano tras liderar durante doce años al club de su ciudad

El pivote conquense jugará este sábado su último partido en El Sargal con el Liberbank Cuenca, al tener dificultades para compatibilizar el deporte con su profesión

Despedida de Mendoza

David Mendoza, capitán del Liberbank Cuenca, ha anunciado a los 36 años de edad su retirada tras doce años defendiendo los colores de su ciudad en la élite del balonmano español. Este sábado jugará ante el Alcobendas su último partido en el pabellón polideportivo El Sargal.

El pivote ha anunciado su despedida en una rueda de prensa en compañía de su entrenador Lidio Jiménez y de varios componentes de la plantilla. La razón principal de este adiós es que le está costando compatibilizar su profesión con el deporte de élite. "Hace dos años tuve una gran oportunidad para entrar a trabajar en una empresa importante y evidentemente no pude rechazarlo", explica.  Desde entonces ha compatibilizado ambas facetas de su vida. "Tengo que agradecer a Isidoro y a Lidio porque en todo momento me permitieron compatibilizar el trabajo con lo que más me gusta en esta vida que es el balonmano".

Eso ha cambiado su vida por completo, "pasé de jugar a la pelotita, como dice un amigo mío a descubrir lo que realmente es trabajar y lo que es duro de verdad" y considera que "desde ese día mi rendimiento fue a menos". Ese es el motivo real de esta despedida.

En esta rueda de prensa el pivote conquense ha dado las gracias a todos los directivos, fisios y entrenadores que han trabajado con él durante todos estos años "con los que he conseguido crecer como jugador y como persona". También a sus compañeros, "a los que están aquí y a los que ya se han ido", a los que les ha dicho que "por mi parte tenéis aquí un grandísimo amigo, a mí lo que me va a quedar de este deportes son los amigos y las grandes personas".

No se olvida Mendoza de la afición, "nuestro jugador número, la  mejor afición del mundo que no solamente nos acompaña donde vamos sino que día a día nos demuestra su cariño" ni de su familia y su novia, "son mis más fieles seguidores y han estado en los momentos buenos y en los malos, en los cabreos y las alegrías, son mi máximo apoyo".

Se muestra el pivote "orgulloso de haber vestido esta camiseta y de mi ciudad y de haber defendido estos colores durante tanto tiempo". Deja al equipo como subcampeón de Copa del Rey y clasificado por segunda vez en su historia a la competición europea. "No hemos tenido momentos malos. Hemos tenido buenos, muy buenos y menos buenos pero los desenlaces han sido todos positivos" y si no sigue es "porque no doy más de sí; no puedo entrenar todos los días y llega el partido y lo noto, así que es mejor que venga otra persona que pueda hacer su trabajo al 100%; aunque me duela mucho es mejor dar un paso atrás y que venga gente ",


¿Con qué momento se queda de estas once temporadas?  "La primera clasificación europea fue un día especial, pero cada año tiene momentos buenos y de cada uno de ellos te podría destacar a algún momento", asegura. De momento no se ha  planteado entrar a formar parte del organigrama del club, "pero ya les he dicho que si necesitan mi ayuda me desvivo por esto, no me voy a desvincular y estoy abierto a lo que quieran". Sí se descarta como presidente, "¡no tengo tiempo para entrenar, como para pedir dinero!", bromea. Tampoco pide que se retire su camiseta con el número '8', "¡me da igual, lo mismo nos cobran por ponerla!", comenta mordaz.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus