21/11/2018

Cutura y Natan Suárez bailan a un Liberbank Cuenca desbordado por el ritmo del Teucro (31-32)

El serbio y el catalán se exhibieron en El Sargal ante un conjunto conquense que pagó el desgaste europeo

Cuenca vs Teucro (fotos de JJ Domínguez)

Hunter S. Thompson escribió que la vida no debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar a salvo y con un cuerpo bonito sino para hacerlo derrapando, entre una nube de humo y completamente desgastado y destrozado. Que nadie tenga duda de que así va a ser el curso europeo del Liberbank Cuenca, que tras su estreno en la Copa EHF se fue a las primeras de cambio a la cuneta tras ser sacado de la carretera por un Condes de Albarei Teucro que ganó 31-32 en un Sargal abarrotado.

El conjunto gallego interpretó a la perfección el partido, planteando una defensa con avanzado y un compás alegre, muy difícil de seguir para un Cuenca que sufrió como si todavía llevaran encima las maletas de Bocholt. Este escenario fue propicio para que Cutura y Natan Suárez, el maestro y el aprendiz, bailaran al Liberbank a ritmo de claqué, sin que Lidio Jiménez fuera capaz de encontrar la manera de seguirles los pasos.

El arranque del Teucro fue toda una declaración de intenciones. Natan se presentó en el templo del Sargal profanándolo con dos golazos en apenas un minuto, envidiable descaro de un joven al que no le dicen nada los escalafones. Golpeaba también con fuerza el argentino Cangiani y los visitantes cogían ventajas de hasta cuatro goles ante un Cuenca que todavía no había salido del aeropuerto de Bruselas.

El Liberbank se esforzó para no perder la rueda de un Teucro que volaba sobre la pista. Óscar Río y Montoro hicieron lo posible para evitar que sus compañeros se despeñaran en la prisa, templando en juego y conectando con Baronetto y Sergio López en los extremos. La defensa conquense agradecía los descansos que el técnico gallego daba a Natan Suárez y Maciel también contribuyó a anestesiar con sus paradas a los de Pontevedra. Los de Lidio Jiménez le dieron la vuelta al partido y fue el debutante Eskericic, que saludó a su parroquia con un golazo que promete buenas nuevas, el que puso por delante al Cuenca por primera vez cuando faltaban cinco minutos para el descanso.  Esprintó el Liberbank para intentar marcharse antes del pitido final, pero Cutura neutralizó los goles de Montoro y Moscariello para que el Cuenca se marchara únicamente con dos goles de ventaja (16-14).

El equipo local no fue capaz de dar continuidad al buen juego en el segundo tiempo. Montoro se difuminó, la mecha de Dutra no terminó de prender y los extremos, que en la primera mitad eran infalibles pistoleros, volvieron del segundo tiempo armados con revólveres de agua. Comenzó la sinfonía de Cutura, que sonaba sublime, como Keith Jarrett en el concierto de Colonia. El serbio hizo lo que quiso con un indefenso Liberbank que se cubría, esperando que en algún momento cesara el bombardeo.

Sin embargo, la exhibición del balcánico no terminaba de tumbar a un Cuenca que se agarraba a su instinto de supervivencia y a la inteligencia de Óscar Río. Ambos equipos se intercambiaban en la delantera del electrónico, pero la sensación era que las costuras de los de Lidio sufrían con este tira y afloja más que las de Luis Montes. Thiago cogió responsabilidades ofensivas en la enésima muestra de liderazgo del brasileño y el Liberbank entró en los últimos cinco minutos con la oportunidad de ponerse por delante. Lo evitó Lloria, sereno en dos ocasiones ante los intentos de Sergio y Baronetto desde los extremos.

Al final fue Natan Suárez el que ganó el partido que no supieron ganar los conquenses. El central gerundense se doctoró en El Sargal tras marcar los tres últimos goles del Teucro para escribir el epílogo de un cuento que él mismo se había  encargado de empezar, precoz relato para un autor novel.

Revolcones como este duelen, pero habrán valido la pena si llegamos a la meta y como decía el periodista americano con el que ha empezado esta crónica, al final podemos lanzar un suspiro y proclamar: ¡Uf, vaya viajecito!

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Liberbank Cuenca: 31

Leo Maciel; Doldán (1), Mendoza, Baronetto (2), Hugo López, Thiago Alves (6), Montoro (1) - siete inicial - Kilian Ramírez (p), Dutra (6,), Moscariello (3), Nolasco (2), Óscar Río (6), Eskericic (1) y Sergio López (3)

Condes de Albarei Teucro: 32

Lloria; Moyano (2), Natan Suárez (7), Samuel Gómez (2), Cutura (8), Cangiani (4), Sergio Pérez (3),- siete inicial- Santana (p), Rial (5), Fischer y Dani Hernández (1)

Marcador cada cinco minutos: 1-3, 3-5, 5-8, 9-11, 13-11, 16-14 (descanso), 18-18, 20-20, 23-22, 25-26, 28-28 y 31-32

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Exclusiones a los locales  Moscariello (2), Mendoza y Doldán y a los visitantesFischer (2), Rial, Cangiani y Cutura

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 11 de Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.100 espectadores.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus