15/10/2018

Cuenca tratará de desarrollar la bioeconomía forestal impulsando empleo e innovación con 4,9 millones

Mariscal y Huete han presentado el proyecto ‘Urban Forest Innovation Lab' que recibirá 3,9 millones de euros de financiación europea 

La capital conquense tratará de desarrollar la bioeconomía forestal impulsando con 4,9 millones de euros el empleo y la innovación. Este desarrollo se enmarca dentro del proyecto ‘Urban Forest Innovation Lab' (que traducido significa laboratorio urbano de innovación forestal) y que ha sido premiado con una financiación del 80% por parte de fondos europeos, 3,9 millones de euros. El alcalde, Ángel Mariscal, y el concejal de Urbanismo, Julián Huete, han presentado este lunes un avance del proyecto a los medios de comunicación.

El ‘Urban Forest Innovatio Lab' es un programa de incubación de proyectos centrado en el diseño, la creatividad y la innovación para un mayor uso sostenible del bosque de Cuenca. El objetivo es crear negocios y oportunidades de trabajo alrededor de campos como la biomasa forestal, la explotación sostenible de la madera, el embalaje, el mobiliario urbano, la resina, la micología y la prevención de incendios.

La innovación del proyecto radica en el liderazgo de la ciudad de una iniciativa forestal, ha indicado Huete en su presentación. Pretenden que después de este programa en Cuenca surjan PYMES innovadoras que exploten los activos forestales de forma sostenible.

Entre los resultados que espera conseguir el Ayuntamiento de Cuenca figuran "aumentar las empresas forestales creadas en torno a la bioeconomía forestal, mejorar la formación sobre bioeconomía forestal y desarrollar capacidades y habilidades para el emprendimiento, atraer talento y mano de obra altamente cualificada para el desarrollo de la bioeconomía forestal, mejorar el conocimiento sobre la bioeconomía forestal y sus oportunidades para la innovación y el emprendimiento, favorecer la integración urbana con su entorno natural y rural y mejorar la colaboración entre administraciones para el aprovechamiento sostenible del bosque".

El plan de trabajo propuesto, según ha detallado Julián Huete, consta de nueve fases diferenciadas. La primera, que ya está concluida, constaba de la preparación y presentación de la solicitud. En la segunda se va a desarrollar "un sistema completo para coordinar actividades, evaluar el programa de implementación, realizar un seguimiento eficaz que permita la reorientación de las actividades y garantizar una capitalización adecuada del conocimiento generado".

La tercera fase es el desarrollo de la estrategia de comunicación, que se centrará en reunir a todos los miembros en torno a unos objetivos como son asegurar la difusión inicial en entornos estratégicos con presencia de posibles participantes; difundir el proyecto entre empresas que podrían ser posibles sponsors; darlo a conocer entre los ciudadanos para su sensibilización sobre las oportunidades que ofrece el bosque y difundir el sector de la bioeconomía forestal.

En la cuarta fase del proyecto se analizarán las áreas de oportunidades para el desarrollo empresarial y la creación de empleo del bosque de Cuenca. En la quinta se fomentará el empleo y las capacidades del bosque urbano, con un paquete que incluye formación específica en bioeconomía forestal, en capacidades del siglo XXI y en modelos de negocio sostenibles e innovadores. La formación será eminentemente práctica y dirigida a la innovación empresarial, con tres promociones de 35 personas.

La sexta fase es la de incubación y aceleración. Los estudiantes estarán en la incubadora tres semanas al mes durante diez meses para desarrollar en profundidad sus ideas de negocio en torno al bosque en Cuenca, desarrollando sus propios proyectos empresariales, o podrán desarrollarlo a partir de las soluciones a los retos desarrollados en el paquete de trabajo anterior.

La séptima fase del plan de trabajo tiene por objetivo desarrollar un modelo de negocio para garantizar la implantación del sector forestal en Cuenca y la continuidad del laboratorio. La octava es un paquete de trabajo que incluye el equipamiento esencial para lanzar el ‘Urban Forest Innovation Lab' . El programa contará con un laboratorio de fabricación y creación de prototipos, ubicado en el Instituto Tecnológico de la UCLM en Cuenca.
La novena y última fase del plan de trabajo está concebida para cerrar el proyecto, incluyendo la transferencia de conocimiento, el cierre administrativo y el establecimiento de las bases para la continuidad del laboratorio forestal.  

El organigrama del proyecto incluye a la Universidad de Castilla-La Mancha, a la Junta de Comunidades, a CEOE Cepyme Cuenca, a la Fábrica de Maderas, a la consultora ‘Khora Urban Thinkers', al Instituo Europeo di Design, al Consejo de Administración Forestal y a la Universidad Politécnica de Madrid.

El plazo para desarrollar este proyecto es de tres años y la próxima reunión será en noviembre, cuando se firmará el acuerdo por el que la capital conquense recibirá la subvención de 3,9 millones de euros para llevar a cabo el proyecto.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus