14/05/2017

Cuenca despide de forma multitudinaria a Andrés Moya, su primer alcalde de la actual etapa democrática

El funeral ha tenido lugar este domingo por la mañana a las 9.30 horas en la iglesia de El Salvador, donde han estado presentes exalcaldes como José Manuel Martínez Cenzano, Francisco Javier Pulido y numerosos concejales de diversos grupos políticos de la actual corporación municipal

Funeral de Andrés Moya

Cuenca despidió este domingo por la mañana de forma multitudinaria al que fuera su primer alcalde de la actual etapa democrática. A las 9.30 horas llegaba a la iglesia de El Salvador el féretro del exalcalde, aguardándole tanto en la puerta como en el interior del templo numerosos conquenses y autoridades.

De esta forma, han acudido al funeral los exalcaldes José Manuel Martínez Cenzano y Francisco Javier Pulido, así como parte el actual Equipo de Gobierno municipal como los concejales Julián Huete, José Ángel Gómez Buendía, Marta Segarra y José María Martínez. No han faltado concejales de la oposición, como María Jesús Gómez del Moral, Nieves Mohorte, Enrique Hernández Valero, Víctor Alijas y María Jesús Amores. El presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea, el delegado de la Junta, Ángel Tomás Godoy, y cargos tanto de la policía local como nacional también han acudido hasta la iglesia para despedir a Andrés Moya.

La misa ha sido oficiada por el deán de la Catedral José Antonio Fernández, quien en su homilía ha asegurado que "no existen las casualidades, todo ocurre cuando Dios tiene previsto, y aunque ahora no lo entendamos, debería ser así, e invito a la familia a que lo mire como esa providencia de amor y el amor que Dios tiene de nosotros y de vuestra familia".

"Y digo que no es casualidad porque nos preside la imagen santísima del Cristo de la Agonía de la que Andrés era hermano y este domingo se celebra su solmene función religiosa. No es casualidad porque el evangelio que acabamos de escuchar (evangelio según San Juan (14,1-12)) son palabras que parecen escritas para nosotros. Creer en Dios y creer también en mi".

En dicho evangelio, como ha señalado Fernández, "dice Jesús que yo soy el camino, la verdad y la vida. El camino es el camino de cruz y la vida de un cristiano es un camino de cruces porque es nuestro camino. Nadie tiene amor más grande que el que le entrega la vida, y aunque nuestros ojos contemplen muerte, nuestra fe nos apunta a la vida porque esa es nuestra esperanza, porque nosotros no creemos en un muerto, porque creemos en el que murió en la Cruz y resucitó para que tengamos vida en abundancia".  

Así, el deán de la Catedral ha apuntado que "en medio del dolor en abundancia tras la separación física de una persona a la que se quiere, nos conforta la Fe. Solo la Fe nos ayuda. Lo encomendamos al señor y pedimos por él aquello que Jesús ha venido a traernos: la vida que no se apaga. Y para todos: consuelo, esperanza y mucha paz en estos momentos difíciles. Si Cristo resucitó, también nuestro hermano Andrés lo hará. Qué así sea".

Tras estas palabras, Fernández ha bendecido el cuerpo sin vida de Andrés Moya, y posteriormente, acompañado por el guión de la Hermandad del Cristo de la Agonía, el exalcalde ha salido a hombros de la iglesia para recibir santa sepultura. En el coche fúnebre se podían ver coronas tanto del Ayuntamiento de Cuenca, el cuerpo de Policía Local, del servicio de Ginecología del hospital Virgen de la Luz, del Colegio Oficial de Médicos, del de Farmacéuticos, así como de su propia familia.

Al tratarse este domingo del quinto de Pascua, no se ha podido celebrar una misa exequial, la cual será este lunes a partir de las 19.30 horas en la misma iglesia de El Salvador. 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus