10/09/2019
Provincia

Condenado a siete años de prisión por violar a su vecina en el polígono de una localidad conquense

Los hechos ocurrieron en 2014 e inicialmente la víctima dijo que la habían violado dos ciudadanos rumanos porque el acusado la amenazó con hacer daño a su madre y a su hermano. Posteriormente identificó al agresor, desconociendo que la policía tenía  ya los resultados del ADN

Audiencia Provincial

La Audiencia Provincial de Cuenca ha dictado una sentencia de siete años de prisión a un hombre que violó a su vecina en una localidad conquense que no aparece identificada en la sentencia a la que ha tenido Voces de Cuenca.

Todo ocurrió  en la madrugada 6 de septiembre de 2014. Según los hechos probados por la sentencia, la mujer y su vecino habían mantenido varios encuentros y en uno de ellos ella le pidió al hombre que le comprara tabaco. El acusado accedió y le entregó el paquete en el portal de su casa. En ese momento él le dijo a su vecina que se encontraba mal y que quería hablar con alguien. Ella aceptó a subir a su vehículo y se desplazaron hasta un polígono industrial.

Una vez allí ambos se fumaron un cigarro en el exterior del vehículo y tras insistir el hombre en que quería hablar, decidieron entrar ambos en la zona trasera del coche. En un momento determinado el acusado quiso mantener relaciones sexuales, a lo que la mujer se negó, decidiendo doblegar su voluntad utilizando la fuerza física al colocarse encima de su víctima, presionando su pecho y antebrazo izquierdo para inmovilizarla, Con la otra mano subió el vestido y le sacó al tanga por una pierna y le penetró vaginalmente, eyaculando en su interior y exterior, diciéndole a la mujer que no dijese nada: "si dices algo te mato, seguro que a ti también te está gustando". La víctima se defendió arañando a su violador hasta el extremo de que en las uñas de las manos quedaron restos de fibras de la camiseta blanca y del pantalón azul que vestía. La mujer tuvo lesiones consistentes en un hematoma en el antebrazo izquierdo, dos erosiones en el rafe perineal medio y eritema en la zona vulvar.

Según la sentencia, ella denunció haber sido víctima de una agresión sexual por parte de dos ciudadanos rumanos como consecuencia de la amenaza proferida por su violador de causar hacer daño a su madre y a su hermano menor de edad si le involucraba en los hechos. Sin embargo, una vez que fue llamada por efectivos policiales para que aclarase la autoría, desconociendo ella que la fuerza policial conocía los resultados de ADN y que había procedido a la detención del acusado como presunto autor de la agresión sexual, el 22 de junio de 2015 manifestó que el autor había sido su vecino.

La Audiencia Provincial condena al hombre como autor criminalmente responsable de un delito de agresión sexual, constitutivo de violación, legislado en los artículos 178 y 179 del Código Penal, con una pena de 7 años de prisión, próxima al mínimo legal, atendiendo a la violencia e intimidación desplegada en la agresión sexual y a la amenaza proferida a la víctima con causar un mal a sus familiares más allegados.

El tribunal le condena además a otros seis años de libertad vigilada y a indemnizar a la víctima con 12.000 euros, además de la prohibición de acercarse a menos de 300 metros o comunicarse con ella durante nueve años. Contra esta sentencia cabe recurso contra el Tribunal Supremo.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus