15/02/2018

Condenado a 16 años de cárcel el guardia civil de Villamayor que asesinó a un hombre en la A-3

Los magistrados estiman que el agente es responsable de un delito de asesinato con la eximiente incompleta de trastorno mental transitorio

Audiencia provincial Madrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 16 años de prisión a Ángel Luis V.J. el guardia civil de 31 años natural de Villamayor de Santiago que en abril de 2016 mató a tiros a un ciudadano marroquí en la A-3, a la altura de la localidad de Fuentidueña del Tajo. Además, lo condena a pagar más de 1.145.000 euros de indemnización a los familiares.

En su sentencia los magistrados estiman que el agente, de baja médica por lumbalgia en el momento de los hechos, es responsable de un delito de asesinato con la eximiente incompleta de trastorno mental transitorio.

La sentencia considera como hechos probados que "a consecuencia de sus rasgos de personalidad previos, situaciones vitales estresantes y el consumo continuado de hachís y alcohol, el acusado sufrió por esas fechas un trastorno psicótico breve que afectó de forma grave o muy grave a sus capacidades cognitivas, con una sintomatología que consistía en ideas delirantes acerca de la posibilidad de que pudiera producirse un atentado de tipo islamista de forma inminente".

En ese estado, el condenado "salió de su domicilio con un machete de 45,5 centímetros y su pistola reglamentaria y se puso a circular con su vehículo por la A-3. Ángel Luis V.J. tuvo un incidente de tráfico con Younes Slimani, de 39 años de edad, se puso en paralelo a él y al ver que se trataba de una persona de rasgos magrebíes e inducido por su delirio, sospechó que era un terrorista y realizó dos disparos intimidatorios".

Younes Slimani "no detuvo su vehículo y el guardia civil lo embistió con su vehículo, consiguiendo que chocara contra la bionda de la carretera y su coche se quedara parado. El ciudadano marroquí salió huyendo y en ese momento el guardia civil disparó hasta en once ocasiones contra él, alcanzándolo con seis disparos en el muslo izquierdo, tobillo izquierdo, muslo derecho, planta del pie, palma de la mano izquierda y cara interna de la pierna. A consecuencia del último disparo, la víctima sufrió una fractura de fémur, que le imposibilitó continuar huyendo".

En este momento, "Ángel Luis V.J. lo incorporó levemente y comenzó a darle golpes y puñetazos en la cabeza con la mano en la que empuñaba el arma sin otra motivación que causarle un sufrimiento innecesario". Después, "se separó ligeramente, apuntó a la sien desde un metro y medio de distancia aproximadamente y disparó una última bala que le atravesó la cabeza, causándole heridas irreversibles que le producirían la muerte poco después". 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus