18/03/2017
Alcarria

Alcaldes de la Alcarria piden incentivos para que haya más personal en los cuarteles de las zonas rurales

Los regidores de Huete, Villalba del Rey, Tinajas, Cañaveruelas, Valdemoro del Rey y La Langa trasladan a la subdelegada del gobierno su preocupación por los robos en la comarca

Reunión de seguridad en Huete

El pasado miércoles día 15 de marzo se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento de Huete reunión de seguridad ciudadana. Al acto, donde el Alcalde de Huete, Fernando Romero y el concejal de seguridad ciudadana Agustín López hicieron las veces de anfitriones, fue presidido por la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Mª Lidón Lozano, y asistieron además de los mandos del cuerpo de la guardia civil de Cuenca y los jefes de puesto de los cuarteles de Huete y Villalba del Rey, los alcaldes de Villaba del Rey, Tinajas, Cañaveruelas, Valdemoro del Rey y La Langa.

En la reunión, los alcaldes pusieron sobre la mesa la preocupación de los vecinos por los robos cometidos en los últimos meses en casas, naves, edificios públicos… todo ello sumado a la sensación de los habitantes de la zona de que existen pocos efectivos humanos en los cuarteles.

Por parte de la subdelegada del gobierno y la guardia civil se pusieron sobre la mesa los datos estadísticos de las infracciones, se explicaron como organizan los efectivos existentes y también se puso de manifiesto que en determinadas situaciones de cambio de destino en los cuarteles se producen demoras de tiempo para cubrir los nuevos puestos vacantes. Se acordó realizar formación a los vecinos y mejorar la comunicación con los mismos para sensibilizarlos de la importancia de saber qué hacer ante la delincuencia y cómo actuar ante posibles amenazas. Se habló también de intentar implantar un sistema de denuncias en colaboración con los ayuntamientos que facilite la puesta de denuncias al ciudadano, sobre todo en los pueblos donde no existen cuarteles, para que la guardia civil tenga constancia de todo lo que ocurre pues es de sobra conocido que un porcentaje de delitos no se denuncian, unas veces por desidia de los vecinos y otras por la imposibilidad de desplazarse a los cuarteles.

Como conclusión, por parte de los alcaldes, se insistió en la necesidad de implantar un sistema de incentivos para hacer más atractivo a los guardias civiles trabajar en las zonas rurales y dotar de más medios humanos a los cuarteles, y que para ello al ser un problema económico, los ediles creen que los fondos de desarrollo rural deben servir para paliar este problema que es consecuencia de la grave despoblación que sufre la comarca y que hace que en algunos pueblos apenas existan vecinos.

Para finalizar las partes implicadas se comprometieron a realizar más reuniones de forma más periódica y mejorar la comunicación con los vecinos a través de los ayuntamientos y las redes sociales.

Galería

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies