10/03/2018

Al Ciudad Encantada le bastan una gotas de Doldán y Dutra para ganar al Cangas sin exprimirse (33-28)

El conjunto gallego, que se siente desahuciado pese a la resistencia de Muratovic y Soliño, apenas presentó oposición ante un conjunto conquense que reservó fuerzas para la Copa

Ciudad Encantada vs Cangas (Fotos de Javier Guijarro)

El LIberbank Ciudad Encantada se impuso 33-28 ante el colista de la liga Loterías Asobal para sumar la segunda victoria de la semana y seguir en el grupo de opositores a la plaza europea. No se relajó el equipo de Cuenca pero sí que guardó su mejor perfume para la cita copera del miércoles en Pamplona, donde se prevé que será necesaria una mayor exigencia de las glándulas sudoríparas.

Le bastó al Ciudad Encantada con una enorme versión de Martín Doldán y media horita de Dutra para deshacerse del Cangas sin quitarse las  zapatillas de estar por casa. El conjunto gallego anda limitado de recursos tras varios años sin refrescar la plantilla, pero su verdadero problema es que ya se sabe descendido y es más difícil jugar con esa sensación que con anclas en los tobillos. Muratovic y Jesús Soliño son unos músicos profesionales que tocarán hasta que este barco se vaya a pique, pero eso no es suficiente para sacar algo positivo en Cuenca, ni siquiera ante un conjunto local que venía de jugar el miércoles a la guerra.

Al Ciudad Encantada le costó desperezarse aunque no tardó mucho Rafa López, avezado explorador, en encontrar el filón que explotaría durante todo el partido el equipo de Lidio Jiménez, la zona de seis metros en la que Martin Doldán instaló su centro de operaciones. En los primeros minutos el central repartió tres asistencias clónicas al mismo lugar, dos al propio pivote y una a Colo Vainstein en una acción en la que el pelirrojo suplantó a su compatriota. A través de esta vía y los contraataques de Perovic el Ciudad Encantada fue abriendo brecha y si no terminó dee dinamitar el partido fue porque durante este tiempo las balas de Dutra eran de fogueo.

El Ciudad Encantada dominaba pero no tenía ningunas ganas de pisar el acelerador, lo que permitía al Cangas mantenerse a una distancia prudencial. Los gallegos ofrecían rachas de buen ataque posicional para finalizar por el extremo, sobre todo por un corajudo Soliño, pero el que más tiraba del carro era el incombustible Moyano, que demostraba que conserva buenas cualidades en las distancias cortas frustrando dos contraataques de Thiago. El conjunto conquense, a pesar de que no conseguía librarse del Cangas, no se mostraba nervioso y se fue al descanso con una renta de tres goles.

Las opciones de los gallegos de puntuar saltaron por los aires cuando el volcán Dutra, que apenas había soldado algunos borbotones de lava, entró en erupción. El brasileño comenzó una de sus cada vez más habituales exhibiciones y dejó las redes de Moyano convertidas en ceniza. Probó Magi Serra a ponerle un defensa encima y al cerrar esta herida volvió a supurar otra que parecía cerrada, la de Martín Doldán, capo de los seis metros que cada vez está mejor atendido por sus socios.

El Ciudad Encantada se marchó en el marcador y el técnico del Cangas probó con el desesperado intento de jugar sin portero. Esta estrategia es la homeopatía de las pizarras de balonmano, casi nunca funciona y si lo hace suele ser por efecto placebo. Así, aunque el Cangas lograba que circulara el balón más rápido, especialmente cada vez que pasaba por los elegantes guantes que Muratovic, los conquenses anotaban con extrema facilidad ante la lentitud de los gallegos para recomponer la defensa.

Perovic, que firmó su mejor partido de la temporada, fue el que le puso el puntito de velocidad que le bastaba al Ciudad Encantada en el último cuarto de hora para dejar los puntos en casa y los conquenses se permitieron el lujo de pensar en el partido de Copa con cinco minutos de adelanto, mientras la grada se lo pasaba en grande coreando a Limonero. Al final los de Cuenca ganaron un partido que llegó a parecer hasta sencillo, una tarde de sauna para recuperarse de la batalla naval del miércoles anterior y reponer fuerzas para la que viene.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

LIBERBANK CIUDAD ENCANTADA: 33

Leo Maciel; Dutra (4), Colo Vainstein (3), Doldán (8), Hugo López (3), Rafa López (1), Perovic (5) -siete inicial-.  Kilian Ramírez (p.s), Thiago Alves (4), Marc Canyigueral (1), Óscar Río (3), Mendoza, Nolasco (1) y Limonero.

CANGAS FRIGORÍFICOS MORRAZO: 28

Diego Moyano; Moisés Simes, Maxi Cancio (1), Gavidia, Cerqueira (1), David Chapela, Potic (4) -siete inicial-. Salazar (p.s.), Vujovic (5), Rubén Soliño (2), Jesús Soliño (10, 3p), Menduiña (1), Muratovic (4) y Pablo Castro Chapela.

Marcador cada 5 minutos: 3-2, 5-4, 7-5, 9-6, 11-8 y 13-10 (descanso); 16-12, 19-15, 23-18, 27-23, 31-25 y 33-28 (final).

Árbitros: Álvarez Mata y Bustamante López. Excluyeron a los locales Thiago Alves (2) y Colo y a los visitantes Gavidia, Cerqueria y Maxi Cancio.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21 de la Liga Loterías Asobal disputado en el pabellón polideportivo El Sargal ante 1.000 espectadores. El club homenajeó a sus dos socias más antiguas para celebrar el Día de la Mujer.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus