11/11/2017
Cultura y Vida

Adiós a Chiquito de la Calzada, el humorista que hizo famoso "al concejal de Cuenca"

El cómico que revolucionó el idioma español y se convirtió en los años 90 en un icono de la cultura popular ha fallecido la madrugada de este sábado en su Málaga natal 

Ha muerto Chiquito de la Calzada, el humorista que inventó un idioma que dejaría su impronta para siempre en el castellano, el icono de la cultura popular, el fenómeno sociológico de los años 90 del siglo XX. Gregorio Esteban Sánchez Fernández, como se llamaba según su DNI, ha fallecido la madrugada de este sábado en el Hospital Regional de Málaga. Allí había sido ingresado hace dos semanas por una angina de pecho. 

Nacido en la capital malagueña en 1932, comenzó su carrera artística con apenas ocho años como palmero y cantaor en diversos grupos flamencos con los que actuó en algunos de los teatros principales de Madrid y estuvo de gira durante dos años en Japón. La fama le llegaría frisando la edad oficial de jubilación. En 1994 fue fichado para el programa de Antena 3 Televisión 'Genio y Figura' y su particularísimo estilo contando chistes acabaría atrapando a la audiencia y a la crítica. Sus "Jarrlss", "Fistros", "Cobardes, pecador de la pradera" y "Hasta luego, Lucas" colonizaron las conversaciones del país y algunas de esas expresiones acabarían quedándose para siempre en el idioma popular. Su lenguaje corporal de andares y reverencias y su estilismo de camisas estampadas y patillas, fueron imitadas hasta la saciedad.

El éxito televisivo se extiendo a sus colaboraciones radiofónicas y a los vídeos monográficos que pulverizaron los registros de ventas. Incluso protagonizó películas como 'Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera (1996)'; 'Brácula: Condemor II (1997)'; y 'Papá Piquillo (1998)'.  Su cara saltó a los 'tazos' (juguetes que acompañaban las bolsas de una conocida marca de aperitivos), a las camisetas, a todo tipo de merchandasing. 

Con el cambio de década su presencia mediática se fue reduciendo, pero no cesaron sus apariciones cinematográficas en cintas como El Oro de Moscu o Torrente 5, entre otras así como en series de televisión y diversos programas o anuncios de televisión. Incluso se promovieron campañas para que se convirtiera en ministro de Economía o presidente del Gobienro.

En su habitual repertorio de chistes hizo fortuna uno que tenía por protagonista a un concejal de Cuenca que había aparcado "mu malamente en el centro de Madris".  Un episodio de ficción a partir del recurrente "Usted no sabe quién soy yo" que la realidad a veces quiso superar. Avanzó también la tendencia que convirtió a la capital conquense en recurrente en las bromas de propios y extraños, como lo son Lepe, Tomelloso o Murcia. 

El Museo del Humor de Casasimarro tiene un espacio dedicado al genio malagueño que con su fallecimiento deja huérfanas las risas de una generación.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus