03/05/2019

Aclaración a las declaraciones atribuidas al consejero de Educación sobre el caso de las profesoras acosadas por un alumno

El pasado día 30 de abril varios medios de comunicación recogían declaraciones atribuidas al consejero de Educación, Ángel Felpeto, que calificaba de "falsa" la afirmación de CSIF del día 25 de abril en el que se denunciaba la situación de vulnerabilidad en la que quedaban dos profesoras de un instituto de la capital conquense obligadas a convivir en su centro, desde el día 23 de abril, con el alumno que les envío varios correos electrónicos con amenazas, coacciones y chantaje sexual.

En estas noticias, estos medios de comunicación ponen en boca del consejero que "desde el minuto uno", tanto la administración educativa de Cuenca como la castellano-manchega se pusieron a disposición de las afectadas. Asimismo, informan también que las organizaciones sindicales fueron informadas, desde el "primer momento", de este caso denunciado por CSIF. Igualmente, el señor consejero recrimina a CSIF haber aireado este grave asunto para sacar rendimiento "sindical o político".

Sin embargo, la realidad es bien distinta…

Fue el día 4 de marzo cuando las profesoras afectadas se dieron cuenta de los correos recibidos -que llevaban fecha de envío del 2 de marzo-. Rápidamente lo pusieron en conocimiento de su Equipo Directivo (quien lo trasladó a la Inspección Educativa).

El día 14 de marzo -diez días después-, enviaron un correo a la Unidad de Apoyo al Profesorado de la Consejería de Educación denunciando, de nuevo, los hechos e indicando que "ni la inspección, ni la dirección provincial" se habían puesto en contacto con ellas. Dos meses después, las profesoras afectadas tan sólo han mantenido una reunión con la dirección provincial, celebrada el día 18 de marzo, en la que también estuvo presente la inspección educativa, reunión que había sido solicitada y provocada por CSIF con la intención de poner la mejor solución al asunto.

Por otro lado, el resto de los sindicatos de educación de la Junta de Personal Docente No Universitario de la provincia de Cuenca no han tenido conocimiento del caso hasta la reunión celebrada el pasado martes día 30 de abril, convocada, ahora sí, por la directora provincial.

Esto prueba la discreción con la que, en todo momento, CSIF ha tratado este caso de presunto acoso sexual, que no ha trascendido hasta que una de las profesoras afectadas se encontró al alumno en cuestión en su aula el primer día después de las vacaciones de Semana Santa. Esta situación le provocó una fuerte crisis de pánico y ansiedad y abandonó el aula llorando. Éste fue el detonante que motivó nuestro comunicado, de 29 de abril, dirigido a los medios de comunicación como último recurso de denuncia ante la opinión pública de una situación que considerábamos totalmente injusta y de riesgo para las dos profesoras afectadas.

Desde CSIF entendemos que este "generoso" plazo de dos meses en los que hemos intentado solucionar por cauces menos "molestos" (Equipo Directivo, Inspección, Servicios jurídicos de la Delegación…) este asunto antes de acudir a los medios, nos exime de cualquier sospecha de "utilización política o sindical" de este asunto, tal y como, desafortunadamente, parece apuntar el señor consejero.

Por todo lo anterior, solicitamos al señor Consejero de Educación, don Ángel Felpeto, que si tiene a bien, desmienta las afirmaciones que algunos medios le atribuyen en contra de la gestión que de este asunto se ha hecho desde el sindicato CSIF.

Para concluir, CSIF quiere insistir en la importancia de que la administración educativa aprenda a mostrar, de verdad, "tolerancia cero" y actúe con la contundencia esperada ante este y cualquier otro tipo de conducta gravemente atentatoria contra la autoridad del profesorado y, lo que es más, contra la propia dignidad humana del personal docente.

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus