17/09/2017

25 años de Ave en España, siete años de Ave en Cuenca: viaje al liderazgo del transporte peninsular

El servicio de alta velocidad de RENFE se ha consolidado como un modo de transporte capaz de generar demanda y aportar otras ventajas competitiva. Siete años después, más de un millón y medio de clientes han viajado en los trenes de Alta Velocidad con origen y destino Cuenca

AVE Cuenca

El 21 de abril de 1992 se ponía en marcha el primer servicio Ave entre las ciudades de Madrid y Sevilla, coincidiendo con la celebración de la Exposición Universal en la capital andaluza. Se ponían en marcha trenes con una velocidad máxima de 300km/h que cambiaron el modo de viajar por tierra y recorrer los 471 kilómetros que separan ambas ciudades: 2 horas y 45 minutos en una primera fase y 2 horas y 30 minutos en una segunda.

25 años después de su  puesta en marcha el servicio de alta velocidad de RENFE se ha consolidado como un modo de transporte capaz de generar demanda y aportar otras ventajas competitivas. La transformación que la alta velocidad ha generado en el sistema ferroviario español durante los últimos 25 años, y por extensión en el sistema de transporte nacional, puede observarse a través de varios datos. Más de 35,2 millones de viajeros utilizaron los servicios de alta velocidad de Renfe en 2016, incluidos servicios Ave, Avant (Alta Velocidad Media Distancia) y Alvia, trenes de ancho variable que combinan las dos redes que conviven en España.

Los 35,2 millones de viajeros que utilizan anualmente los servicios de alta velocidad en España en 2016 se distribuyen entre  20,4 millones de viajeros en trenes Ave; 7,4 millones de viajeros en trenes de alta velocidad de medias distancias (Avant), que unen poblaciones más cercanas en recorridos interprovinciales íntegramente por la red de alta velocidad y 7,4 millones de viajeros son servicios de larga distancia mixtos (que Renfe comercializa mayoritariamente con la marca Alvia).

La evolución a lo largo de estos cuarto de siglo sitúa la cifra acumulada de usuarios que han utilizado la red de alta velocidad en España en 357,5 millones de viajeros. El número de personas que utilizan el tren anualmente para los desplazamientos de larga distancia interurbanos en España se ha doblado en los últimos 25 años.

El AVE Madrid-Cuenca, el  más demandado siete años después

El primer Ave llegó a Cuenca en el 19 de diciembre de 2010. En el primer tren se llegaba de Valencia con una veintena de personas mientras más de medio centenar se subían al tren para viajar a Madrid. El segundo Ave llegaba puntualmente a las 10,09 horas y de él se bajaban en la estación de Cuenca varias decenas de viajeros procedentes de Madrid. Siete años después, más de un millón y medio de clientes han viajado en los trenes de Alta Velocidad con origen y destino Cuenca.

La conexión de alta velocidad que une Madrid con Valencia (con paradas intermedias en Cuenca, Albacete y Requena / Utiel) se completó entre 2010 y 2012.  En el caso de Alicante, los trenes de alta velocidad que unen Madrid y Alicante, con paradas intermedias en Cuenca, Albacete y Villena, fueron utilizados por 1,73 millones de viajeros durante el primer año de funcionamiento (Julio 2014), lo que supuso cerca de 600.000 nuevos clientes, con un incremento del 52% respecto al periodo anterior. Estos datos han permitido al Ave alcanzar una cuota de mercado del 86% frente al avión en la conexión Valencia-Madrid y del 80% en el caso de la conexión entre Alicante y Madrid.

En ambos casos, el efecto de la irrupción de la alta velocidad fue similar a la experimentada en los corredores sur y nordeste, con un volumen de viajeros anuales que roza los cuatro millones de viajeros (2016).

El servicio AVE con origen y destino Cuenca, ha superado determinados días los 900 viajeros durante el pasado año. Gracias a la Alta Velocidad la capital conquense, una ciudad que durante años estuvo mal comunicada está actualmente está conectada por trenes Ave, Alvia e Intercity con puntos como Sevilla Málaga, Córdoba, Ciudad Real, Puertollano, Valladolid, Palencia, León, Mieres, Oviedo, Gijón, Puente Genil, Medina del Campo, Zamora y Cullera y Gandía.

Todos estos datos han permitido al ferrocarril superar al modo aéreo en el mercado peninsular del transporte y cambiar por completo su percepción entre la ciudadanía. El tren es en la actualidad el principal transporte colectivo elegido en España para trayectos de larga distancia peninsulares.

LA FLOTA

Renfe cuenta con más de 200 trenes de alta velocidad, una de las flotas más modernas y versátiles de Europa, en la que conviven trenes diseñados para circular por vías de ancho internacional (o ancho UIC, que en España equivale a la alta velocidad) o ancho convencional (peninsular). Además, combinan diferentes sistemas de señalización a bordo. 

Ave S-100

 

El S-100 debutó el 21 de abril de 1992 en la línea Madrid-Sevilla. Fue el primer tren de alta velocidad para ancho UIC de España. Fabricado por Alstom, puede alcanzar una velocidad máxima de 300km/h y cuenta con 331 plazas (dos para personas con discapacidad), distribuidas en ocho coches con cafetería. En 2009 se le realizó una remodelación integral y, desde entonces, dispone de toma de corriente en todas sus plazas.

Ave S-102/112

El 26 de febrero de 2005 comenzaron a circular en la línea Madrid-Zaragoza-Lleida los trenes Ave S-102 fabricados por Talgo-Bombardier. Desde 2010 la serie está integrada por 46 vehículos, tras la incorporación de 30 nuevos trenes S-112 que aumentan en 32 el número de plazas. Los trenes Ave S-102 y S-112 pueden alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h y cuentan con 316 y 348 plazas respectivamente, con un coche de cafetería. Los S-102 ofrecen toma de corriente en los asientos de clase Preferente y los S-112 en todo el tren.

Alvia S-130

Tren de ancho variable que alcanza los 250 km/hora. Construido por Talgo y Bombardier, ofrece 299 plazas (una para personas con discapacidad) en 11 coches, uno de ellos cafetería. La evolución más versátil de este tren, conocido como el híbrido S-730, permite combinar, además de dos anchos de vía, la tracción eléctrica y la diésel. Cuentan con toma de corriente en asientos de clase preferente y en todos los asientos en parte de la serie.

Avant S-121

Fabricados por CAF y Alstom con similar filosofía y diseño que el S-120, han sido pensados para cubrir servicios de medias distancias por vías UIC y convencionales. Cada tren tiene 281 plazas, una de ellas para personas con discapacidad.

Avant S-104

El S-104 es el primer tren que prestó el servicio de alta velocidad para trayectos de media distancia por vías de ancho UIC. El primero de los 20 trenes fabricados por CAF-Alstom comenzó su circulación comercial en diciembre de 2004. Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y cuenta con 237 plazas, una de ellas para personas con discapacidad.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus