08/12/2019

"Si no se hace la autovía Cuenca-Teruel es por falta de voluntad política, no por el Medio Ambiente"

Entrevista del Domingo con Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe 

El 10 de noviembre los medios de comunicación tuvieron que añadir un color más más a la paleta con la que policroman los mapas que informan visualmente de los ganadores de las elecciones en cada provincia. Era el asignado a Teruel Existe, que que en su primer compromiso con las urnas había conseguido el hito de ganar en su circunscripción, conquistando un escaño en el Congreso y dos en el Senado. El respaldo fue tan masivo que en la capital turolense la lista superó en votos a la suma de PSOE y PP. Fue uno de los titulares, o subtítulos, que dejó la noche en la que los pactómetros echaban humo. Una candidatura reivindicativa procedente de la España Vaciada iba a estar por primera vez representada en el parlamento español.

Manuel Gimeno, portavoz de la veterana plataforma ciudadana, ahora reconvertida existosamente en agrupación de electores, analiza en esta entrevista los secretos de este fenómeno político que trasciende las fronteras de su territorio. Un golpe en la mesa (electoral) que desde la vecina provincia conquense se mira con una mezcla de curiosidad, admiración y envidia. También con discrepancia, preocupación y recelo, seguramente. La conversación con este médico -que ya se jubiló de la labor de atender pacientes en el Maestrazgo- no se limita a su organización. Opina y reflexiona sobre la realidad común de la la "España infradesarrollada" a la que atenazan el envejecimiento y la despoblación. De semejanzas y diferencias en un tono siempre pausado, casi profesoral, que el también número 2 al Congreso de la candidatura viste  de vehemencia para defender una autovía que cree que, más que con Cuenca, les uniría con el futuro.

"Sólo nos faltaba ya manifestarnos en la Luna y era el momento de que la voz de Teruel y la España Vaciada se escuchase donde se toman decisiones"

¿Por qué nació Teruel Existe como plataforma ciudadana?

En aquel momento, 1999, había tres plataformas muy reivindicativas. Una era la del ferrocarril, otra era pro Salud Mental porque las urgencias psiquiátricas no eran atendidas ni había unidad de hospitalización y otra tercera relacionada con el transporte sanitario urgente, de la que yo formaba parte. Entonces observamos que cada uno por separado teníamos pocas posibilidades para nuestra reivindicación y decidimos unirnos todos en una única causa a nivel provincial. De ese modo nació Teruel Existe.

¿Y cuál ha sido el motivo de transformar esa plataforma en una agrupación para presentarse a las elecciones?

Después de 20 años llevamos más de 40 grandes movilizaciones y 240 actos reivindicativos. Nos han recibido tres presidentes del Gobierno, hemos estado en varios ministerios e incluso en el Parlamento Europeo en 2001 defendiendo la vertebración territorial  A pesar de todo ello, y de haber trabajado duramente en otros frentes, el resultado es escaso. Se han conseguido cosas (como que no se cerrase el ferrocarril o las UVIs móviles, la central de emergencias y un helicóptero medicalizado) pero en general ha sido poco lo logrado por la movilización. ¿Ya que más nos queda por hacer por esa vía? Como no nos manifestemos ya en la Luna...

Hay una fecha clave que es el pasado 31 de marzo, con la gran manifestación de la España Vaciada. Junto a Soria ¡Ya! somos el embrión del movimiento y vimos que había llegado el momento de que la voz de Teruel se escuchara directamente donde se toman las decisiones, dentro del Parlamento. Escogimos una opción que en Cuenca conocen muy bien por las municipales, la de la agrupación de electores, aunque tenga sus limitaciones respecto a un partido político. Y, como Teruel Existe es un espíritu de la reivindicación y un termómetro de la calle, vimos que los turolenses nos animaban a dar ese paso. Sin prácticamente pedirlo se consiguieron en pocos días 7.000 firmas que nos avalaban para ir hacia adelante. Nuestro objetivo en el Congreso y Senado es doble. Por un lado hacer cumplir todas las promesas que se nos han hecho, muchas de ellas en el BOE, y no se han cumplido. Y por otro visualizar el problema de la provincia de Teruel, pero no sólo el de ella, sino el de toda la España Vaciada. Hay otras provincias que están en una situación muy similar, Soria y Cuenca especialmente, pero también Segovia, Palencia, Zamora, Ávila, etc... Por eso pedimos un gran pacto de Estado contra la Despoblación con financiación suficiente. Basta de palabras.

Unos años antes de nacer Teruel Existe en Cuenca ya existía una Plataforma Cívica cuya actividad cesó, ¿cuál ha sido el secreto de la entidad turolense para mantenerse durante tanto tiempo y convertirse en una marca tan reconocible en todo el país?

No sabría decir qué es lo que ha condicionado que después de 20 años sigamos ahí. Sí que puedo explicar cuál es nuestro mecanismo. Somos una plataforma totalmente trasversal con gente de muy diferentes ideologías, que se ha caracterizado siempre por un gran respeto a la opinión de sus miembros. Nos juntamos semanalmente en reuniones abiertas a las que puede ir cualquiera. Nadie pregunta a los asistentes quiénes son ni a qué van: se sientan, escuchan y hablan y se presentan si quieren. No tenemos ni local, ni estructura ni jerarquía. Solamente portavoces que cambiamos por temporadas y somos perfectamente sustituibles. No se vota nunca nada, todo lo que se decide es por consenso. La única condición es que la persona que propone una idea se ponga a la cabeza con ella, a organizarla y desarrollarla.

Hay mucha tolerancia y también mucha generosidad. Y no hay ánimo de protagonismo. Esas son las bases. Sé que son cosas que no se estilan mucho, pero que unen profundamente. Somos turolenses que creemos en la provincia y que estamos dispuestos a trabajar por ella. No tenemos otro objetivo que defender nuestra tierra y sacarla adelante. La mayoría nos ganamos la vida con nuestro trabajo -algunos estamos ya jubilados y otros son estudiantes- y compartimos una hoja de ruta que es sacar a Teruel del infradesarrollo respecto a la otra España, la desarrollada.    

¿No existe el riesgo de perder esa transversalidad al entrar en las instituciones? En el Parlamento a veces hay que decidir sobre cuestiones más ideológicas o inclinar la balanza de un lado u otro.

El riesgo siempre existe en todo lo que hace. Quedarse quieto también es asumir un riesgo. A lo largo de una legislatura como mucho puede haber una o dos cuestiones puramente ideológicas importantes. Las opciones que se tienen son votar a favor o en contra o abstenerte, y la abstención es una forma más de participación.

"O consigues aglutinar y unificar las reivindicaciones de toda la provincia o no logras nada"

En Cuenca estos movimientos casi siempre han estado muy ligados a  la capital. Cuando hay realidades diferentes entre las zonas de una provincia o intereses contrapuestos entre los municipios, ¿cómo se aglutina a toda la población en torno a un proyecto? ¿Cómo se abordan los posibles conflictos?

En la movilización del 18 de mayo de 2018 en Zaragoza nos juntamos 50.000 personas. Turolenses y también zaragozanos y aragoneses en general que nos apoyaron, junto a sorianos y gentes de otros sitios. Allí se visualizaron las diferentes reivindicaciones de los  municipios de la provincia. Cada persona llevaba un cartel con una demanda de su pueblo. Esa reivindicación en común fue un elemento muy aglutinador de toda la provincia.  Nuestro territorio también es muy distinto. No tiene nada que ver Matarraña con Bajo Aragón o Cuencas Mineras o Javalambre, cada uno tiene sus problemas. Pero comprendimos que o vamos todos juntos en nuestra reivindicación, o no tenemos nada que hacer.

Eso pasa por hablar, compartir y tolerar. Y por darnos cuenta de que, nos guste o no, estamos en una provincia y o consigues unificar la reivindicación en ese marco geográfico o no logras nada.  Por ejemplo, en la toma de contacto con el PSOE para negociar la investidura lo único que pusimos encima de la mesa inmediatamente fue la reivindicación de una transición energética justa por la central térmica de Andorra, que van a cerrar igual dentro de un mes. Supone el 9% del PIB turolense. En el momento que ese problema lo hacemos nuestro y bajamos desde toda la provincia a apoyar a los andorranos, ellos se dan cuenta de que todo el territorio está con ellos. Lógicamente Teruel Existe tiene más arraigo en la capital, pero al final todo este tipo de cosas han provocado que se establezca una estructura mallada y que todo el mundo considere los problemas de sus partes como problemas integrales.

"Creo que es difícil exportar nuestro modelo a otros sitios"

¿Les sirvieron de referencia o motivación para presentarse los buenos resultados de formaciones como Por Ávila y Cuenca nos Une en las últimas elecciones municipales?

Desconozco las profundidades de cómo surgió la agrupación de electores de Cuenca. En Ávila sí que sé que fue una escisión del PP, por lo que es un caso diferente al nuestro. La verdad es que no hemos tenido referentes. Nosotros siempre habíamos desechado la opción de presentarnos a las elecciones porque considerábamos que para eso estaban los políticos, hasta que se han dado el momento y las circunstancias adecuadas. Hace dos meses no lo teníamos previsto, pero tras el 31-M y el espectáculo de la última legislatura, que no iba hacia adelante, decidimos hacerlo.

No obstante, siempre se observa lo que hacen los vecinos, igual que nos están observando desde otras provincias a nosotros ahora. Teruel ha abierto camino y quizá pueda ser cabeza de puente, no lo sé, pero sabemos que hay mucha gente expectante para observar nuestra experiencia y, si es algo positivo, quizá dar ese paso.

Precisamente le iba a preguntar eso, si su fórmula para llegar desde una plataforma ciudadana a Congreso y Senado es exportable o por el contrario es una realidad endémicamente turolense.

No lo sé. Cada sitio, cada pueblo, tiene unas características determinadas y esto ha sido el resultado de 20 años de trabajo. Una agrupación local es algo más restrictivo, un fenómeno más localista donde todas las personas se conocen y puede ser más eficaz electoralmente. Constituir una agrupación de electores a nivel de toda una provincia es algo diferente. Y eso que en la configuración de listas no hemos tenido ningún problema, hemos logrado que sea representativa de toda la provincia, porque también son importantes las personas que visualizan la asociación.

El caso de Teruel Existe es el de un espíritu que pertenece ya a la provincia, algo muy arraigado que nos identifica fuera. Cuando voy por ahí siempre me dicen "Teruel Existe" y yo contesto que "existir, existimos, pero nos cuesta mucho". Lo que ha pasado es el agradecimiento al trabajo que se ha hecho dentro del territorio por la plataforma. Ha sido un movimiento que ha perdurado en el tiempo, reconocido, simpático y que nunca ha hecho ninguna trastada en las múltiples movilizaciones que ha organizado. Es un espejo en el que quién quiera se puede mirar, pero cada lugar tiene su idiosincrasia. Exportarlo a otros sitios creo que es difícil porque cada plataforma y provincia tiene su propia identidad.

"La prolongación de la A-40 hacia Teruel, Alcañiz y Tarragona la convertiría en la autovía más vertebradora de España, es un asunto de interés nacional"

Ustedes son muy críticos con el estado de la carretera que une, o separa, Cuenca con Teruel. ¿La prolongación de la A-40 entre ambas capitales es posible tras dos declaraciones de impacto ambiental negativas o la declaración del Valle del Cabriel como Reserva de la Biosfera? 

Aquí siempre decimos que Cuenca está muy cerca y, a la vez, muy lejos. Esa carretera brutal hasta el Rincón de Ademuz es completamente disuasoria. No tiene arcenes, la banda de rodadura llega a 5,80 metros, se la conoce como la romperetrovisores

No puede ser que Teruel esté absolutamente cercada. El cerco de Teruel no fue el de la Guerra, es el de ahora. Nos faltan infraestructuras de carretera, ferrocarril y banda ancha de Internet. Para nosotros la A-40 es vital, pero sólo para los turolenses o conquenses sino para España. El propio Ministerio de Fomento ya es los años 90 la propuso como una autovía fundamental para descongestionar la parte Sur de Madrid que uniría Portugal con Ávila/Toledo-Cuenca-Teruel. Lo que nosotros también pedimos es que se prolongue hacia Alcañiz y Tarragona, de tal manera que sería posiblemente la autovía trasversal más integradora de España atravesando otras nueve autovías. Es crucial para establecer la estructura mallada de este país. Y serviría definitivamente para la conexión entre Cuenca y Teruel fuese algo real y no algo ficticio.

¿Los problemas medioambientales? Entre Cuenca y Teruel hay 110.000 metros que nos separan y una autovía tiene de ancho 31 metros. Hemos estado haciendo el seguimiento del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, tomando más de 1.000 fotos desde Sagunto hasta Guipúzcoa y donde sí que hay impacto ambiental es en la zona del País Vasco. Ahí lo han resuelto muy fácil: túnel, puente, túnel, puente. En el Nudo de Vergara hay un puente de 91 metros de altura y 900 metros de longitud. Es decir, es impensable que una autovía vertebradora que une territorios que están en situación de marginalidad lleve nueve años sin que mentes que se supone lúcidas encuentren un hueco para que pase algo que tiene 31 metros de ancho. Tecnológicamente es posible encontrar mil soluciones posibles. Si eso no se hace es porque políticamente no se quiera hacer, no porque se atente contra el Medio Ambiente, no porque se atente contra la Reserva de la Biosfera. La declaración de impacto ambiental con la que se echó abajo la A-40 se estudia como una de las mayores aberraciones que se han hecho usando el medio ambiente para justificar no querer hacer una infraestructura. Por supuesto que la naturaleza es importante, hay que respetarla y ahí hay una zona maravillosa repleta de oportunidades para el desarrollo, pero existen soluciones para compatibilizar todo, sostenibilidad y desarrollo.

¿La construcción de la autovía de la A-40 para que Teruel Existe apoye o no la investidura de Pedro Sánchez o de otro candidato a la Presidencia del Gobierno?

Naturalmente, porque además casi todo lo que pedimos está en el pack de las infraestructuras que ha programado el Ministerio de Fomento y han salido publicadas en el BOE. Nosotros no pedimos nada nuevo que no se nos haya prometido. Si ni siquiera lo que se publica en el Boletín Oficial se ejecuta, estamos socavando los cimientos del Estado democrático. La A-40 es una arteria fundamental para todo el territorio español. Unirnos Teruel con Cuenca genera lo que genera, pero es que hay un interés nacional en este proyecto. Es el mismo ejemplo que el AVE, no es el Madrid-Cuenca sino que Cuenca está justo en medio del trayecto del Madrid-Valencia. Y desde que está el tren de Alta Velocidad más de 300.000 personas van a su Estación. Será una infraestructura origen-destino, pero cuando está, tiene su repercusión.

"El modelo territorial centralista se ha trasladado a las autonomías, potenciando las cabeceras en detrimento de las periferias"

Las patronales de Cuenca, Teruel y Soria impulsaron un grupo para solicitar fondos europeos específicos contra la despoblación para estas provincias por los índices de densidad que tienen. Posteriormente otras zonas se han sumado a demandar también ayudas por ese problema. ¿Esa suerte de 'café para todos' del reto demográfico no puede diluir las reivindicaciones y provocar que se pierdan recursos? 

La SSPA de Cuenca, Teruel y Soria es un lobby que lógicamente presiona para obtener beneficios para estas provincias. Un lobby tiene una función concreta y fundamental. ¿Por qué esas tres provincias? Porque cuando sumas la densidad de población estamos por debajo de esa ratio de los 12 habitantes por kilómetro por cuadrado. Y claro que otras se unen a las demandas porque la despoblación no es sólo cuestión de provincias sino de territorios. Por ejemplo, en Guadalajara, el Corredor del Henares les altera toda la media pero la zona del Señorío de Molina es la más despoblada de España. Como dice Julio Llamazares, España es una gran campana. La periferia es la rica, la que suena, la potente. En medio está el vacío y en el centro el badajo que la hace sonar. Lo positivo es que creo que por primera vez la cuestión territorial y demográfica ha entrado de pleno en los programas y sentimientos políticos, se ha introducido en la agenda.

Lo que tiene que haber ahora es una política de cohesión territorial de ámbito nacional. Y, por supuesto, tiene que haber dinero. Hay más de quince informes muy profundos sobre lo que es la despoblación, pero hacen falta soluciones económicas. Europa tiene que establecer los criterios de cómo resuelve este problema, porque lo ocurre en España no ocurre en otros países. No es sólo una cuestión de despoblamiento sino también de envejecimiento y dispersión. Hace poco me decían en la televisión catalana que, claro, que es que somos pocos habitantes. Y dije que  aquí no sólo hablamos de habitantes sino de territorios. Teruel tiene una superficie mayor que la de nueve comunidades autónomas y ese factor debe tenerse en cuenta.

Este es un tema muy complejo y cuando ven opciones de financiación todo el mundo se quiere meter en el pack. Valencia también se autoincluye porque tiene zonas muy despobladas como el Rincón de Ademuz, pero lo que tiene que haber es coherencia y sentido común. Determinar con claridad los baremos para definir dónde está la despoblación y aplicar las medidas adecuadas para actuar sobre esos territorios. Y eso pasa también por conocerlos, no se pueden tomar decisiones solo desde un despacho. Cada zona tiene su potencialidad que hay que estudiar para valorar e incentivar. Hay unos servicios básicos comunes (sanidad, educación y conectividad)  a garantizar, pero las actuaciones tienen que adaptarse a la realidad específica de cada sitio.

¿Han sido los 40 años de Estado Autonómico perjudiciales o beneficiosos para los equilibrios intraterritoriales? ¿Serían partidarios de dar más poder o competencias a las provincias o entes comarcales?

Lo que se ha hecho en política territorial es potenciar las capitalidades de las diferentes comunidades. El ejemplo de Aragón es lo que no se debería haber hecho nunca: Zaragoza tiene más de la mitad de la población de toda la autonomía. Hay otras zonas aragonesas en una situación como  la provincia de Teruel, como el Campo de Daroca o áreas de Huesca. En Castilla-La Mancha ocurre lo mismo y en Castilla y León todavía mucho más por lo que supone Valladolid.

Por ejemplo Amazon se va a instalar en Aragón con una inversión de 2.400 millones de euros y 1.500 empleos, que se van a distribuir en tres áreas: dos en Zaragoza y otra en Huesca, donde apostaron por las comunicaciones de Internet. Al final el desarrollo va donde tú tienes las infraestructuras, las vías de comunicación y la fibra. ¿Dónde van las grandes empresas? Donde están ya los servicios, generando a su vez demandas de nuevos servicios. Lo que se produce es un engrosamiento que no es nada beneficioso. El mayor ejemplo lo tenemos en Madrid con la M-30, la M-40 y la M-50. Todo se queda pequeño. Cuando hablemos de centralismo no pensemos sólo en Cataluña o el País Vasco, también es eso. Al final ese modelo territorial nacional se traspasa a las comunidades autónomas y lo que se produce es el desarrollo de las cabeceras en detrimento de las periferias

Yo no sé si las comunidades autónomas han funcionado o no. Aragón no fue objetivo uno, Teruel no fue objetivo uno, quedamos excluidos del fondo de compensación territorial al que sí se pudieron acoger Castilla-La Mancha y Castilla y León. En teoría era para acortar las brechas para las zonas ricas y las pobres pero para lo que ha servido ese dinero de Europa es para agrandar las diferencias que existen entre esas dos Españas, incluso dentro de las comunidades.

"Estoy convencido de que el infradesarrollo de Soria, Cuenca y Teruel no es casual"

En los comentarios de nuestro periódico a veces se defiende la teoría, no sé si de la conspiración, de que hay un plan para dejar una gran área sin desarrollar entre el centro y el Este de España con una gran masa forestal para cumplir con los objetivos medioambientales y satisfacer los intereses de las grandes urbes. ¿Hay algo de eso, que la situación de esas provincias es algo deliberado y dirigido?

Yo estoy convencido de que no es casual. Soria, Cuenca y Teruel son provincias hermanas. Estamos en medio de los cuatro grandes polos de desarrollo de España y no es admisible que estemos en una situación así. Ya en el siglo XIX se planteaban opciones de desarrollo que seguimos reivindicando ahora. Que no se hayan atendido desde entonces no creo que sea casualidad.

Ha desgranado a lo largo de la entrevista varias estrategias contra la despoblación y, a modo de cierre, le pregunto si cree que hay solución. Si todavía tenemos margen para revertir los desequilibrios demográficos y el envejecimiento que afecta a lugares como Teruel y Cuenca.

Solución la hay. Si en Teruel Existe estamos tan metidos en la pelea es porque creemos en nuestra tierra, creemos en el futuro. Hay posibilidades de revertir pero eso pasa por visualizar el problema, porque problema que no se visualiza no existe. Y poner los medios adecuados. Yo recuerdo muchas veces que hubo un rey aragonés, Alfonso I El Batallador, que hace sólo 900 años tomó plazas como Zaragoza, Calatayud, Daroca ... y conforme iba avanzando en la Reconquista, iba repoblando territorios durísimos. También repobló Soria. ¿Y cómo lo hacía? Pues a través de lo que en aquel momento era el documento más importante en Europa, el Fuero de Aragón. Cuando iba formando o conquistando núcleo les daba cartas pueblas para que los habitantes que se asentasen en ese territorio tuvieran unos beneficios respecto a otros que eran más atractivos para vivos. Incluso bajó hasta Almería y se subió muchos árabes del Reino de Granada porque les prometió que iban a ser propietarios de tierras. Es decir, si entorno al año 1100, se consiguió repoblar una zona durísima que es esta misma, cómo no va a tener solución ahora en estos momentos si se quiere. Claro que hay posibilidades. Seguramente habrá pueblos que ya estén K.O., pero posibiliades hay.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus