18/07/2018

'Serranía Limpia y Viva' pide que las evaluaciones sobre las macrogranjas "se hagan de manera global"

La plataforma que se opone a la instalación de Zarzuela ha mantenido una reunión con representantes de la Junta

Concentración Macrogranjas

Tres miembros de la Plataforma Serranía Limpia y Viva se han reunido la tarde de este martes con representantes de la administración autonómica (el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, y el director provincial de Agricultura, Joaquín Cuadrado) para pedir ayuda frente a las explotaciones porcinas industriales que está previsto que se instalen en la provincia de Cuenca. 

La Plataforma es una agrupación vecinos y vecinas de Villalba de la Sierra y Portilla, principalmente, que se oponen a la instalación de un macrogranja porcina de 2685 cerdas reproductoras con lechones hasta 20 kilos, promovida por ICPOR Soria S.L., en la localidad de Zarzuela. Entre sus miembros hay  propietarios de terrenos, agricultores, ganaderos, hosteleros, jubilados, estudiantes y otros ciudadanos de la Serranía que se consideran perjudicados por el proyecto.

Desde la entidad han expuesto que "este tipo de modelos de negocio perjudica gravemente el modelo de desarrollo rural impulsado desde la Estrategia de Desarrollo Comarcal participativa de la Serranía de Cuenca 2014-2020, y el propio Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020 de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, unos programas con lo que la región y la Serranía de Cuenca ha recibido inversiones millonarias procedentes de fondos europeos desde hace décadas y que ahora, los planes de expansión de una industria cárnica ponen en grave peligro".

La Plataforma admite que Incarlopsa, una de las socias de ICPOR, "como empresa de mayor facturación de la región, ayude a mejorar los datos de Producto Interior Bruto y de empleo de la provincia de Cuenca y de la región, y que los dirigentes de la administración pública estén a favor de ello" pero opinan que "los datos económicos resultantes de una actividad productiva de una única empresa privada, no son argumento suficiente para extender en la provincia una actividad económica contaminante y de un sector incompatible y perjudicial con el modelo de desarrollo del territorio".

Añaden que en la comarca de la Serranía "se ha acogido con esperanza cada una de las propuestas de desarrollo de la Junta de Comunidades, siempre escuchando a la población y atendiendo a la sostenibilidad del modelo, como es el Parque Natural, certificadoStarlight, trashumancia, la ruta de la lana, la ruta del mimbre, la ganadería extensiva, la agricultura tradicional, la caza, la extracción de resina, la biomasa, los huertos solares, el turismo rural y de naturaleza, la gestión forestal sostenible de sus montes, la truficultura, el cultivo de aromáticas y la apicultura, entre otros". Además destacan que las pequeñas industrias y empresas "cuidan el carácter artesanal de los productos"  y citan sectores como la carnicería, quesería, panaderías, fábrica de cerveza, alfarería, mimbre, ebanistería.

"Sin embargo, esta es la primera vez que los habitantes de pueblos como Villalba de la Sierra y Portilla, y otros que han comenzado a unirse, rechazan una propuesta. Al proyecto de explotación porcina de Zarzuela se han presentado 115 alegaciones de propietarios de terrenos; 88 de empresas vinculadas al turismo y desarrollo sostenible; y más de 3.300 alegaciones particulares, además de las más de 5.400 firmas recogidas en la plataforma change.org. Y este rechazo se realiza por puro sentido común: con los datos que la propia empresa promotora ha dado, la crianza de cerdos en explotación intensiva no es sostenible ni medioambiental ni socialmente en un territorio como la Serranía", insisten.

Añaden que "los purines de cerdo, que necesitan de numerosas hectáreas de terreno agrícola para su gestión, contaminan el suelo, el agua y el aire, además del olor nauseabundo que perjudica a habitantes y visitantes, tanto en el esparcimiento del purín como en el transporte del ganado".

La Plataforma Serranía Limpia y Viva ha pedido a la Junta de Comunidades que defienda los intereses de la Serranía de Cuenca y que garantice el cumplimento de la Estrategia de Desarrollo Comarcal participativa de la Serranía de Cuenca 2014-2020, y del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020.

También ha pedido que la JCCM apruebe el Decreto - largamente demorado a la vez que se han ido aprobando expedientes para nuevas explotaciones en la provincia- por el que se establece que la distancia mínima de las explotaciones porcinas de los núcleos de población debe ser de dos Kilómetros. Con dicha distancia, la explotación porcina de Zarzuela no podría autorizarse.

También ha solicitado una moratoria en el proceso de evaluaciones ambientales, y que las evaluaciones de los proyectos se realicen de forma global, "ya que las evaluaciones aisladas, cuando en la provincia se están proyectando más de una treintena de granjas industriales, no permite conocer el efecto acumulativo e impacto ambiental que esta industria contaminante tiene en nuestro territorio".

Por último, la Plataforma ha solicitado una reunión con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, para exponerle la realidad en la que viven los vecinos de las localidades perjudicadas.

La Plataforma pide a todos los dirigentes políticos de todas las administraciones públicas de Cuenca "que faciliten a los habitantes del medio rural, un territorio envejecido y despoblado, el poder quedarse en su tierra y mantener sus medios de vida, y dejen de ver cualquier proyecto económico ajeno a la realidad del territorio, como la varita mágica salvavidas que solucione un grave, histórico y sangrante problema que requiere de políticas estructurales y mucho trabajo a largo plazo, no la oferta de un puñado de puestos de trabajo de asalariados mileuristas sometidos a los juegos del mercado internacional".

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus