12/03/2017

"No tengo la percepción de que en la provincia exista desconfianza o recelo hacia el movimiento sindical"

Entrevista a María José Mesas, nueva secretaria general de Comisiones Obreras Cuenca

María José Mesas es desde esta semana la primera secretaria general de CCOO de la provincia de Cuenca, cargo al que llega tras haber dirigido la federación de Industria. En esta entrevista analiza la situación en el que se encuentra este sindicato y los retos que a su juicio debe afrontar la organización los próximos años.

Es la primera mujer que se pone al frente de Comisiones Obreras Cuenca, pero lleva ya tiempo trabajando en el sindicato...

Efectivamente, soy la primera mujer al frente de CCOO pero mi trabajo en la organización comenzó en el 2004, por lo que llevamos ya bastante años ahí dentro.

¿Qué le motivó a presentarse a dar este paso?

Fue un paso meditado, en todo momento era consciente de la responsabilidad que suponía el darlo, pero fundamentalmente fue el apoyo, el cariño y el reconocimiento de toda la organización de mi trayectoria y mi trabajo en lo mismo.

¿Puede considerarse también usted un ejemplo de incorporación de la mujer al mundo sindical?

Una de las mejores formas de comenzar esta trayectoria ha sido que prácticamente coincidiera el nombramiento con la celebración del Día de la Mujer. Dentro de la organización que represento son muchísimas las mujeres que llevan ostentando desde hace tiempo responsabilidades y en CCOO estamos hace tiempo en la dirección de la plena igualdad. En cuanto a afiliación, contamos con un importante porcentaje de hombres y mujeres y también en la representatividad de delegados. Es más, cuando intentamos conformar candidaturas uno de nuestros objetivos es que sean paritarias.

"Somos conscientes de que todavía vienen tiempos difíciles y quedan muchísimas cuestiones por recuperar y conquistar"

¿Es un buen momento para ponerse al frente del sindicato o es, si me permite la expresión coloquial, un marrón?

No, no es un marrón. Es una decisión responsable, que afrontamos con la máxima ilusión y creo que estamos capacitados para realizarla. Los resultados del día 7 de marzo lo primero que ponen de manifiesto es la cohesión interna con la que contamos. Eso es una garantía fundamental e importante para afrontar con fortaleza los retos. Somos conscientes de que todavía vienen tiempos difíciles, que quedan muchísimas cuestiones por recuperar y conquistar. Hemos pasado años complicados con la pérdida de derechos y recortes sociales y somos conocedores de que queda mucho por hacer y lo peor todavía no ha pasado, pero sabemos que tenemos fortaleza y cohesión para abordar  todo lo que venga.

Ha comenzado su mandato en CCOO con una huelga en educación el pasado jueves.

La educación es un pilar fundamental para cualquier sociedad democrática y si queremos tener futuro. La LOMCE para nosotros fue una ley nefasta, que a día de hoy existe y que supone una gran desigualdad de base. Hijos e hijas de trabajadores pueden verse expulsados de nuestro sistema educativo por cuestión económica: porque han subido las tasas universitarias, se han reducido las becas, se han privatizado centros públicos y se ha favorecido la segregación... En cuanto al personal docente, se han reducido las plantillas y se han aumentado las ratios de alumnos. Son medidas injustas y segregadoras y era necesario hacer un llamamiento a maestros, alumnos y padres porque nos estamos jugando muchísimo. Tenemos que tener una educación pública, universal y de calidad.

¿Se le ha acabado el tiempo de gracia al Gobierno de Castilla-La Mancha, han decidido que es el momento de exigir que se reviertan los recortes?

Efectivamente. Sabemos que en este caso los recortes vienen de la época de María Dolores de Cospedal y que destruir se hace muy rápido y construir cuesta más, pero lo que estamos viendo es que esto va desesperadamente despacio  y eso no puede ser. Estamos hablando de la educación, de nuestro futuro y por lo tanto necesitamos ver muchísimos más gestos.

"Ha habido una época de bloqueo de los convenios colectivos porque las pretensiones de las patronales eran completamente inasumibles"

En Cuenca en los últimos meses ha habido un avance muy significativo en las negociaciones de convenios colectivos, algunos bloqueados desde hace muchísimo tiempo. ¿Le han allanado el camino?

La última reforma laboral, si atacó algo, es al corazón de la negociación colectiva. La negociación colectiva es un pilar fundamental de cohesión y no se trata solamente de firmar convenios que aparan a miles de trabajadores, es que es un elemento de cohesión social. En la reforma laboral desapareció la ultraactividad y se estableció la primacía del convenio de empresas respecto al sectorial, eso ha calado y ha hecho muchísimo daño. Ha habido una época de bloqueo importante en los convenios ya que las pretensiones de las patronales eran completamente inasumibles por la otra parte. Se sacaron muchos convenios adelante a través de acuerdos nacionales que se firmaron. Actualmente estamos pendientes de que se consiga firmar el siguiente. Ahora estamos en las mesas y se están sacando adelante, aunque quedan pendientes. En nuestra provincia hay que negociar el de comercio, el de panaderías, el de transporte de mercancías... Yo espero que seamos capaces de firmarlos.

¿Hay alguna exigencia básica en estas negociaciones?

Es fundamental la recuperación salarial. Durante los últimos años se ha perdido poder adquisitivo, y no lo digo yo, lo dicen los datos. Se han firmado subidas salariales muy modestas por las circunstancias que se estaban viviendo y creo que es la hora de hacer subidas acordes a lo que estamos viendo actualmente.

¿Viven un mal momento los sindicatos en cuanto a prestigio?

Creo que el panorama de la última década ha generado cierta desconfianza en general. Yo no tengo la percepción en la provincia de que exista un clima de desconfianza o recelo hacia el movimiento sindical y de clase y prueba de ello es que estamos creciendo en afiliación y CCOO ha mejorado su representatividad tras el último proceso de elecciones sindicales, por lo que los datos no dicen que haya recelo. Somos el mayor sindicato de la provincia y el claro referente de la clase trabajadora en la provincia, en la región y a nivel nacional.

"CCOO lleva ostentando la mayoría sindical en la provincia mucho antes de la situación de UGT"

¿Ese crecimiento en Cuenca puede tener relación con el mal momento de UGT en Cuenca, que en la actualidad está dirigido por una gestora?

Yo lamento profundamente la situación que está atravesando la Unión General de Trabajadores y espero que se recomponga y se normalice lo antes posible, porque forman parte del movimiento sindical y de clase y es el segundo más representativo, pero CCOO lleva ostentando la mayoría sindical en la provincia mucho antes de la situación de UGT. Lo que hay detrás de nuestros números es una gran estructura sindical y sobre todo, un buen trabajo.

Con UGT han tenido algunos roces en Geacam...

En el conflicto laboral de Geacam, UGT tomó la decisión que tuvo que tomar y CCOO mantuvo su postura. Nosotros creemos que nuestra postura y que las medidas que se habían adoptado a través de los distintos EREs eran medidas sin sentido, injustas y que no conducían a nada. No había una cuestión económica, detrás de todo esto había una cuestión ideológica, de personas que no creen en lo público. Mantuvimos una lucha muy larga, sindical y jurídica y la prueba de que se acertó es que la situación se ha revertido, todos los trabajadores están empleados doce meses, se ha vuelto a crear una bolsa de trabajo y se llama para las campañas... El tiempo nos ha dado la razón.

"Una de las cosas que más me preocupa es que la Diputación de Cuenca no haya querido cofinanciar el Plan de Empleo"

¿Qué asuntos considera que deben abordarse de forma prioritaria?

A mí uno de los temas que más me preocupa es que la Diputación de Cuenca no haya querido cofinanciar el Plan de Empleo. Entiendo que esto no es una cuestión de un partido o de otro, es una cuestión de responsabilidad política. Los desempleados de nuestra provincia y en especial los que peor lo están pasando porque no tienen ningún tipo de prestación porque son parados de larga duración no pueden estar sujetos a ningún signo político. Nos preocupa mucho la postura de la Diputación Provincial y yo espero que se reconsidere y se recapacite, porque es una cuestión de justicia y no hay ninguna inversión más importante que la que se hace en la gente que lo está pasando mal. Esperamos que se reconsidere esta situación y cambien la postura que han tomado.

Ya es definitivo que no se harán las nuevas sedes sindicales y que los edificios donde iban a construirse serán la nueva comisaría. ¿Qué va a pasar con los sindicatos, van a solicitar que les den una alternativa?

Estamos pendientes de una próxima reunión para abordar cómo se encuentra el edificio, no solamente. Nosotros consideramos que la mejor solución era la que se iba a adoptar que es un convenio de permuta entre Ministerio y Ayuntamiento pero no se llegó a buen término. Ahora tenemos que sentarnos las tres organizaciones afectadas e ir de la mano, porque tenemos una necesidad en común y hay que plantear que es urgente encontrar una solución por la situación en la que se encuentra este edificio. En breve retomaremos las reuniones y esperamos que entiendan que no podemos estar así.

¿Tienen alguna idea en la cabeza sobre qué espacio podrían utilizar?

Entiendo que la postura debe salir de las tres partes, que es lo que tendremos que defender en las negociaciones. Pero entendemos que una vez que no hay permuta, ese edificio se tendrá que rehabilitar o pensar otras posibilidades.

"Nosotros hemos sido sumamente responsables en los momentos difíciles"

¿Consideran que es el momento de empezar a apretar y de ser, en el buen sentido, más agresivo en las negociaciones?

No es una cuestión de apretar o no, es una cuestión de justicia. Si estamos en una línea de crecimiento económico creo que tiene que ser visible y tangible. A día de hoy los trabajadores no percibimos ese crecimiento. Nosotros hemos sido sumamente responsables en los momentos difíciles. Ahora supuestamente la situación ha pasado y ha llegado la hora de recuperar el poder adquisitivo de la clase trabajadora, porque el consumo interno es el que mueve este país. Si las familias no tienen capacidad de consumo no podremos salir victoriosos de esta situación, que ha dejado muchísima gente tirada en el camino, porque ha habido una falta de políticas sociales para la gente que más lo necesitaba.

Mucha gente critica a CCOO y UGT porque consideran que son complacientes con el poder. ¿Eso es cierto?

No. Nosotros somos plenamente conscientes de que somos molestos para mucha gente, especialmente para aquellos que dirigen de forma interesada esas críticas. Nosotros representamos a la mayoría, somos el referente de los trabajadores de esta provincia y gobierne quien gobierne tenemos una posición clara y rotunda: vamos a defender aquello que entendemos que es justo: igualdad de oportunidades, justicia social, solidaridad, que los trabajadores de la provincia tengan condiciones laborales y salariales para llevar una vida digna... Estamos en un momento en el que trabajadores y trabajadoras no llegan a final de mes, está apareciendo la figura del trabajador pobre, eso es algo  insólito y no es propio de una sociedad del siglo XXI.

¿Tienen que acercarse más los sindicatos a las empresas y trabajar menos desde los despachos?

Todo es mejorable y se puede hacer más, si uno considera que todo está hecho no se puede avanzar. Pero nosotros somos un sindicato de proximidad, que está en el centro de trabajo, nuestra gente no está en la sede. Lógicamente tenemos un trabajo de despacho y a cualquier hora que pases por CCOO encontrarás gente, pero somos un sindicato de centro de trabajo, de ahí nuestra representatividad.

¿Económicamente cómo está CCOO Cuenca?

Nuestra situación es de fortaleza, tenemos dotadas todas las estructuras, nuestro servicio jurídico y nuestra unión provincial. Eso se consigue con un nivel de afiliación importante. Hemos tenido que hacer ajustes, pero con sentido y respondiendo a las necesidades. Hemos mantenido nuestras estructuras y hemos salido fortalecidos y tanto el secretario general saliente como su Ejecutiva han hecho una gran labor y nos han entregado una organización fuerte y cohesionada y estamos en condiciones de hacer un buen trabajo sindical.

"Pedro Lucas y yo somos pareja y no creo que nadie pueda utilizar eso salvo que lo quiera hacer de manera malintencionada"

Mantiene una relación sentimental con el secretario general saliente, Pedro Lucas. ¿Pueden utilizar esa relación para criticarla?

Pedro y yo somos pareja, nos conocimos dentro de la organización y no creo que nadie pueda utilizar eso salvo que lo quiera utilizar de manera malintencionada. Mi trayectoria personal y la de mi Ejecutiva responde a méritos personales y profesionales y ahí están los resultados de todos. CCOO es un sindicato de gente crítica, exigente y trabajadora, que ante todo quiere a su organización y nunca pondrían a alguien a dirigirlo si no responde a eso. Tuvimos un Congreso y nuestras candidaturas tuvieron más de un 90% de los votos, no creo que nadie, salvo que alguien quiera ver lo que no es, utilice ese argumento porque las bases nunca lo permitirían. Si por algo se caracteriza nuestra gente es por su militancia y su aportación para hacer unas CCOO más grandes.

¿Vienen meses de movilización en la calle?

Es posible, todo depende de las medidas que se pongan en marcha y de los derechos que seamos capaces de recuperar y conquistar.

¿A usted qué le pide el cuerpo, más calle?

La calle hay que usarla cuando se es necesario, cuando en las mesas no se pueden desbloquear las cuestiones que responden a un principio de justicia. Cada cosa lleva su tiempo y cada herramienta hay que usarla en un momento determinado. ¿Más calle? Depende de para qué y por qué, pero si hay que usarla se usará, no tenemos ningún reparo.

Galería

comments powered by Disqus

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies