14/01/2018

"Esta es la fase que nos hacía falta para redondear el Museo Paleontológico”

Entrevista a Francisco Ortega, director científico del Museo Paleontológico de Cuenca

Francisco Ortega

Francisco Ortega habla con pasión desbordante, como todas esas personas que trabajan por una cuestión vocacional en algo que va más allá de la pura labor profesional. Esa pasión se traslada de inmediato a su interlocutor, que acaba ensimismado con un relato trufado de términos técnicos que probablemente nunca haya oído pero que ineluctablemente le interesan. Y todo a cuenta de los dinosaurios, esos animales que muy pocos conocen pero que a todos entusiasman, que tienen un halo mítico pero que fueron tan reales hace millones de años como lo somos nosotros ahora.

- ¿En qué consiste y qué incluye la fase del Museo Paleontológico (MUPA) que se ha inaugurado esta semana?

El museo se planteó por fases, de tal forma que ya estaba instalado parte del discurso expositivo en las anteriores fases pero faltaba alcanzar una excelencia en la comunicación del museo, había muchas zonas del museo que todavía no estaban ocupadas por la exposición y otras que estaban ocupadas de forma muy ligera, además las ideas principales del yacimiento todavía no se habían desarrollado porque Las Hoyas y Lo Hueco estaban mezclados con el resto del discurso y quedaba mucho material por preparar, sobre todo de Lo Hueco. Lo que se ha hecho es limpiar un tercio del museo, que es el piso de arriba, y dedicarlo a los dos yacimientos que tienen más repercusión social e internacional del registro castellano-manchego, y cuando digo limpiar quiero decir que hemos abierta esa zona completamente, que antes no lo estaba, hemos recuperado toda la parte de paleontología humana y la hemos dejado en su posición de hilo conductor y hemos subido toda la parte de ecosistemas con dinosaurios de Castilla-La Mancha al piso de arriba, que realmente generan el núcleo más singular de la nueva exposición. Esto ha llevado a un cambio en el diseño expositivo, modificando vitrinas y línea de comunicación. Hemos cambiado también aspectos de conservación, porque el museo había mostrado que daba algunos problemas en cuanto a la conservación de las piezas y particularmente en algunas zonas los niveles de humedad y temperatura se hacían un poco incontrolables, lo que nos permite asegurar la perdurabilidad de las piezas más complejas. Y luego hemos metido museografía un poco más avanzada, hemos colocado audiovisuales, hologramas, hemos mejorado en términos de iluminación y de comunicación, por tanto sobre lo que ya había hemos incorporado más espacio, más piezas, más espectaculares y creo que de mejor manera. Esta es la fase que nos hacía falta para redondear un poco el museo. Además hemos diseñado la nueva fase como una estructura muy versátil, mañana mismo podemos, sin grandes inversiones, actualizar un 20%, cualquier renovación que se quiera hacer, dado lo fácil que es, se pueda hacer con mucha facilidad, lo que lo convierte en un museo muy ágil y muy vivo.

- ¿De los nuevos contenidos qué nos destacaría como piezas estrellas?

El MUPA está dividido en hitos, hemos hecho un tratamiento especial de las huellas más antiguas que existen en la Península Ibérica y que están excelentemente representadas en Guadalajara y Cuenca, que son las huellas del Triásico. Hemos puesto por primera vez reptiles del Triásico Superior que están apareciendo en yacimientos en la zona de Sigüenza que estaban inéditos y que se van a convertir en un referente del Triásico en toda la Península. Hemos empezado a incorporar materiales de yacimientos de Sacedón y Buendía que nos están dando por primera vez nidos con huevos de dinosaurios completos, de los cuales hemos incorporado uno porque el proceso lleva su tiempo pero vamos a poder incorporarlos todos y, lo más llamativo, hemos empezado a incorporar las grandes piezas de Lo Hueco y de Las Hoyas, hemos dado mucha importancia a Concavenator, le hemos hecho una zona destinado a él con un video en el que se explica todo y una vitrina magnífica en la que se puede apreciar con detalle cómo ejemplificamos las condiciones de conservación que se dan en el yacimiento de Las Hoyas en un bicho que es el dinosaurio carnívoro mejor conservado de Europa. Y luego hemos podido por fin colocar las grandes piezas de los dinosaurios gigantes de Lo Hueco, que hasta ahora estaban ausente porque no había estructura museográfica. Además del material que ya teníamos hemos podido meter piezas como pelvis de Titanosaurios, colas de 6 metros, estructuras que no estaban antes y de las que hablábamos pero no se podían ver.

"Hemos dado mucha importancia a Concavenator, le hemos hecho una zona destinado a él con un video en el que se explica todo y una vitrina magnífica"

- ¿Qué le queda al MUPA, si es que le queda algo, por abrir?

Hay dos  líneas de respuesta para esto, la primera es que el museo está ya en unas condiciones que yo creo que son muy dignas, esta es la propuesta para una temporada larga, aunque es muy fácil incluir novedades que se vayan produciendo en los proyectos de investigación. En este momento hay equipos de investigación trabajando en este campo, si esos equipos no son capaces de producir información para que este museo tenga novedades en breve tendrían que replantearse muy seriamente qué demonios están haciendo y porqué están investigando en zonas concretas. Los equipos de investigación que estamos trabajando en paleontología en Castilla-La Mancha producimos constantemente novedades que muchas de ellas son de interés para el museo y sobre la estructura que hay en este momento hay que ir modificando contenidos constantemente a medida que se vayan produciendo hallazgos. Por tanto el museo está y yo creo que puede funcionar para ir contando lo que vaya ocurriendo en Paleontología en Castilla-La Mancha a lo largo de unos cuantos años.

Pero luego hay otra línea, que es una supuesta cuarta fase, que es la que anunció Page, que es la creación de una estructura de la región que se encargue de gestionar y coordinar todos estos trabajos paleontológicos. Es hora de que con la riqueza en este sector que tiene la región haya una estructura de investigación que en un edificio anexo al MUPA comience a trabajar en la búsqueda, estudio, obtención, protección y conservación del patrimonio castellano-manchego, que es ese Instituto de Paleontología que se anuncia que se va a empezar a proyectar. Esa sería la siguiente fase del MUPA, ya tenemos exposición y comunicación y vamos a incrementar la capacidad investigadora para tener más  información que se pueda colocar en el museo.

"Es hora de que con la riqueza en este sector que tiene la región haya una estructura de investigación que en un edificio anexo al MUPA comience a trabajar en la búsqueda, estudio, obtención, protección y conservación del patrimonio castellano-manchego"

- ¿Puede adelantarnos si va a haber novedades significativas en estos yacimientos en un tiempo cercano?

El trabajo de fondo es constante, al mes se producen publicaciones en revistas de impacto sobre Lo Hueco o Las Hoyas. Eso es constante porque hay proyectos de investigación que saca Castilla-La Mancha que financian este tipo de actividad, así que constantemente hay novedades. En los yacimientos en los que yo estoy implicado tenemos entre manos conseguir publicar el segundo tipo de Titanosaurio en el yacimiento de Lo Hueco, estamos trabajando mucho en el cerebro de los cocodrilos de Lo Hueco y sobre todo estamos muy entusiasmado con el área de nidificación que ha aparecido en Sacedón, donde hay nidos completos con huevos del tamaño de un balón de balonmano y que hemos identificado por miles. No son fáciles de ver y gracias a ellos se les ha protegido y estamos a la búsqueda de encontrar embriones de esos dinosaurios, lo que incrementaría el valor de esos hallazgos. Y asociado a ese yacimiento hemos encontrado restos de un carnívoro del mismo tamaño que el Concavenator, que vivió en la región cincuenta millones de años después de que desapareciese éste. Este animal es probablemente un Avelisaurio, un animal de bracitos cortos, que se va a poder ver ya en escultura en el museo y que vamos a presentar con toda pompa y ceremonia. Eso es lo más llamativo que tenemos ahora entre manos.

- Para que los profanos nos ubiquemos siempre se dice que somos una referencia a nivel nacional pero hay gente que cree que esto puede formar parte de un discurso promocional y no termina de dimensionar su importancia. Me gustaría que usted, como científico que es, le transmitiera a toda esta gente la importancia de nuestros yacimientos.

No, no es un discurso promocional. Nosotros medimos de varias formas el interés que puede tener un yacimiento o una zona paleontológica. La primera es cómo de relevante son las informaciones que aporta para el conocimiento general de la Paleontología. Las Hoyas tiene desde el principio un interés internacional muy evidente, desde el año 88 se convierte en un referente clave en el análisis del origen de las aves y la idea de porqué las aves son dinosaurios, algo que ahora lo tenemos muy claro pero que entonces no lo estaba. Y en esos momentos los yacimientos que más información generaron a nivel mundial fueron los de Cuenca y los del norte de Patagonia. Eso ocurre porque es un yacimiento que aparece con unas condiciones de preservación muy particulares. Si tú vas a un  manual de Paleontología y ves cómo son los cambios que se producen en el Cretácico Inferior vas a ver que el referente de lo que está pasando en Europa. En el caso de Lo Hueco, viene a aportar información que nos explica cómo es Europa en el Cretácico Superior, eso es lo que da la dimensión internacional de un yacimiento con respecto a otros. Luego hay otra cosa que es la capacidad que tiene un yacimiento para ser publicado en las revistas de más alto nivel. En estos momentos en Paleontología los yacimientos conquenses sólo están por detrás de Atapuerca y eso es porque el yacimiento es magnífico pero también porque son muchos más, tienen muchos más recursos y porque la paleontología humana es un tema especialmente importante. Esa comparación es la que te da la medida, si cuentas publicaciones de importancia los únicos que nos sobrepasan son Atapuerca. Un ejemplo clarísimo de la proyección internacional fue la exposición que se hizo en Japón con piezas de Cuenca y que tuvo más de cuatrocientos mil visitantes en seis meses. Eso se tuvo que hacer en su momento, pero ha llegado el momento en que el que quiera ver los dinosaurios de Cuenca lo que tiene que hacer es venir a Cuenca a verlas.

- Cuando hablamos de un museo se nos plantea su doble vertiente, la del rigor científico por un lado y la de recurso turístico y económico por otro. ¿Es difícil integrar ambas vertientes?

Yo creo que no, aunque hay que saber hacerlo bien, hablando de un museo de paleontología de dinosaurios, que es un buen gancho para llamar la atención al visitante y después contarle otras cosas que también le puedan parecer interesantes pero que de entrada no le engancharían. Hay dos cosas muy claras, los dinosaurios o la paleontología tienen una capacidad de atracción popular que hace que hasta los malos museos sean capaces de atraer público, estamos hartos de ver exposiciones de muy baja calidad en lo conceptual pero que tratando el tema de los dinosaurios tienen un gran número de visitantes. Y luego tenemos también una historia que puede ser apasionante, que es la historia real, la que nos va contando la  ciencia y eso tiene un público que, aunque en menor número, también consume museos o información de enorme rigor científico. Y luego hay una serie de instituciones que lo hacen bien y que son las que consiguen hacer un espectáculo atractivo, formativo, que además tiene un componente lúdico que atrae al público, eso es lo que hay que intentar hacerlo de la mejor forma posible, hay que tener su cierto arte, conocimiento y capacidad de conocer qué es lo que quiere el público, eso se puede hacer y está demostrado que funciona en España y está archidemostrado que funciona en otros  lugares del mundo como por ejemplo en zonas de Estados Unidos o en Patagonia, donde son recursos muy importantes para localidades pequeñas. También se puede hacer muy mal, ser muy banal, pero tenemos que luchar para que esto no ocurra y con la materia prima que tenemos en Cuenca hay ejemplos de gente que está obteniendo magníficos resultados, intentemos hacerlo bien y tendremos resultados parecidos.

"Un ejemplo clarísimo de la proyección internacional fue la exposición que se hizo en Japón con piezas de Cuenca y que tuvo más de cuatrocientos mil visitantes en seis meses"

- Nos ha comentado que el tirón de los dinosaurios es algo infalible, ¿a qué se debe esa fascinación de los humanos por los dinosaurios?

Tiene un componente psicológico que se ha estudiado pero de lo que no puedo hablar mucho, pero es verdad que los dinosaurios fascinan, para empezar fascinan a los críos, ese mundo fantástico hay una etapa del desarrollo de los niños en la que el número de ellos que están fascinados por estos mundos que ya no existen pero que existieron es muy alto. Eso generalmente se pierde con la edad, pero también es cierto que todos tenemos una enorme curiosidad y fascinación por los mundos perdidos, por las búsquedas de los tesoros, por las recreaciones de territorios muy complejos, se dan toda una serie de elementos que hacen que sea un mundo fascinante. Simplemente nos podemos referir a las historias de dragones, antes de que supiéramos qué eran los dinosaurios la humanidad ya generab esta literatura y de repente nos dimos cuenta de que había bichos que eran casi iguales pero que sí que existieron en su momento. Se da toda una serie de elementos del relato fantástico alrededor de la Paleontología que hace que nos resulte especialmente atractivo. Ahí es donde el científico puede aportar una serie de informaciones que hace que se enriquezca este conocimiento de cómo son los procesos de la vida a lo largo de la Historia. Así que nos gustan los dinosaurios de base pero además son muy útiles como vehículo para transmitir otra información más científica.

- Hablemos ahora sobre el Centro de Investigación de Paleontología del que habló esta semana el presidente Page, ¿qué información nos puede dar sobre cómo va a ser el centro?

Yo estoy en el proceso y como todos los procesos hay que colocarlos a medida que se van construyendo. Lo más importante del anuncio del Page fue que tiene la decisión política de poner a funcionar el proceso que dará lugar a un instituto de investigación. Nosotros les hemos presentado un proyecto, y la administración ha decidido que le gusta, de cómo queremos que sea ese centro, qué funciones debe cumplir, cuáles son las dimensiones y cómo puede funcionar, y a partir de ahí tenemos también un plan de cómo hacerlo, de cómo conseguir los fondos, así que hemos terminado una fase y creemos que tenemos que entrar ya en la siguiente y para ello tenemos un plan. Yo entiendo en esos términos lo que dijo el presidente el día de la inauguración, el proyecto está muy avanzado pero tenemos que empezar a producir esa cuarta fase del MUPA de la que habló Page. De todas formas a mí me parece magnífico que creamos que esto es lo que hay que hacer y que busquemos la forma para hacerlo.

"Lo más importante del anuncio del Page fue que tiene la decisión política de poner a funcionar el proceso que dará lugar a un instituto de investigación"

- Eso sí que convertiría a Cuenca en un referente absoluto en investigación paleontológica.

Tenemos la materia prima, así que pongamos los medios para que esa materia prima sea procesada, se trabaje y se ponga en valor de una forma mucho más eficaz de lo que se está haciendo hasta ahora, parece razonable.

- ¿Se aventura a dar un plazo para su puesta en funcionamiento?

Yo tengo escrito cuál es el plazo pero es una tontería que lo diga. Eso lo toca al presidente hacerlo, nosotros nos dedicaremos a la parte técnica. Podría decirlo pero sería una tontería porque podrían pasar mil cosas de aquí en adelante, lo que sí puedo asegurar es que todos estamos comprometidos en que esto hay que hacerlo lo antes posible.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus