23/08/2015

'El Gallo' queda conmocionado tras un topetazo, pero regresa de la Enfermería y abre la puerta grande

El novillero conquense llegó a peder la consciencia parcialmente, pero pidió volver magullado y ensangrentado. Fandiño ha cortado sendas orejas a los dos de su lote y el debutante Escribano al sobrero, al que pidió lidiar como regalo al público

Susto tremendo para el novillero Aitor Darío 'El Gallo' esta tarde en la Plaza de Toros conquenses.  Al poco de salir al ruedo, su primero de la tarde ('Dichoso', 430 kilos de peso), el animal le ha pegado un fuerte topetazo que le ha hecho dar la voltererta y sufir una conmoción instántanea, quedando en la arena. Ha quedado semi-inconsciente y sufrido varios traumatismos de tipo facial y abdominal.

Como consecuencia del choque el conquense ha sido trasladado a la Enfermería, pero a los pocos minutos ha querido volver ha cumplir con su compromiso. Ha insistido al personal médico para que le dejaran salir. Muy magullado y ensangrentado, pero sin cornada, ha sido recibido con un gran aplauso.

Cuajó entonces una faena decente y aunque falló cuatro veces con la espada ha recibido una oreja como premio a su pundonor.

También en su segundo, 'El Gallo' ha tenido otro susto, cuando el animal lo ha arrollado y lo ha vuelto a tirar a la arena. En ese caso no ha sido necesario atenderlo en las dependencias médicas. Y, siguiendo la dinámica de la tarde, un subalterno, Ismael Mora, ha sufrido una embestida. Esta actuación ha sido recompensada con una segunda oreja, lo que le ha otorgado el derecho a abrir la puerta grande.

Le acompañará en esa función Iván Fandiño con idéntico resultado: oreja y oreja. La primera se la cortó a 'Marquesón', aplaudido en el arrastre, y la segunda a 'Berrisquino', más complicado.

Menos éxito ha tenido en los dos que le habían tocado en lote a Manuel Escribano, debutante en la plaza conquense. Sacó dos ovaciones en los dos casos. Y una, más profunda e informal, cuando ha anunciado la gentileza de lidiar el sobrero, 'Expresivo', del hierro de José Vázquez. Ha sido una tarde de siete toros la de este domingo en Cuenca. Su inusual gesto ha cumplido su objetivo y el presidente le ha concedido dos apéndices.

HABRÁ AMPLIACIÓN

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus